sábado, 25 de junio de 2011

Capítulo 11 : Una mañana distinta

N/A: Gracias por no dejar de comentar, aún cuando hay veces en que tardo siglos en publicar. Les dejo este capítulo, la verdad es que ya comienzo con las pruebas (o exámenes) en la U, así es que no sé hasta cuando pueda sentarme de nuevo a escribir, aunque la verdad es que siempre que tengo que estudiar me baja toda la inspiración, como ahora que se supone me vine antes del trabajo para estudiar, pero quise terminar este capítulo antes de ponerme de cabeza a los libros y códigos, xD Las quiero nenas, a ver si ya de a poco comienzo a terminar el resto de mis historias. Ah!! Pero no se preocupen, porque tengo en mente varias más rondando mi cabecita loca.

Con amor Angylito




Hombre de Alquiler

La besó, la amó y la volvió a besar una y otra vez hasta que las velas que iluminaban la cueva se apagaron e incluso continuó después de ello. Iba a aprovechar cada segundo a su lado.

Ya era demasiado difícil sujetarse a las reglas, las había violado el mismo día en que la había conocido. La noche pasó maravillosamente lenta, fue como si llevaran años juntos, como si los minutos, las horas e incluso los días no pasaran si estaba a su lado.

El día en que firmó el bendito contrato no tenía en sus planes enamorarse. Pero ya era tarde, no podía evitar sentirse emocionalmente unido a ella. Esto no podía terminar bien.

Esta vez no la dejó dormida y se marchó como era su costumbre, posiblemente sería la última cita que tendrían, y el dolor de separarse de ella era demasiado para soportarlo en ese momento. Solo un poco más, era todo lo que podía concederse antes de terminar con todo esto.

Luego de cumplir su fantasía se acurrucó a su lado, la abrazó por la espalda y se dejó caer rendido ante ella. La dejó quitarse la venda nuevamente, pero antes le hiso prometer que no le miraría a la cara. No es que temiera al rechazo, lo que lo tenía muerto de miedo era mirarla a los ojos. ¿Cómo iba a mirarla si luego de esta noche iba a abandonarla de la misma manera que lo había hecho ese tipo que tan dañada la había dejado? No sabía que le habían hecho, pero la manera más común de hacerle daño a una mujer era traicionándola. Y eso era justo lo que él le haría.

Quizás se estaba tomando todo esto con más importancia de la que tal vez ella se lo tomaría. Pero le gustaba pensar que no sólo él sentía esto. Quería soñar con que ella también se había enamorado.

Incluso cuando él le soltó la venda en un momento ella se volteó sin mirarlo realmente, aunque por dentro se moría de ganas de subir la mirada pero no lo hizo, no haría nada que él no quisiera, Apolo la dejó dormir apoyada sobre su pecho y le acarició el cabello hasta que se durmió. O al menos eso pensó él.

Isabella no podía dormirse, no cuando tenía la oportunidad de mirarlo, aún cuando no pudiera saber cuál era el color de sus ojos, ni si tenía pecas en la cara, o si tenía alguna cicatriz. Sólo podía ver su torso desnudo, el resto lo tapaba una fina sábana blanca de seda cuidadosamente puesta bajo su pelvis, el lugar estaba oscuro, pero las sombras lo hacían ver hermoso. A la luz tenue de la luna casi brillaba, como si el cuerpo de Apolo estuviese cubierto por millones de diamantes. Sabía que era el brillo del sudor, pero hasta eso le daba perfección.

Finalmente se durmió. Su cuerpo estaba cansado y sus ojos le comenzaron a pesar. Ya se había hecho a la idea de despertar sola por la mañana, pero cuando inconscientemente medio adormilada se acurrucó y bajo sus manos aún continuaba el torso desnudo de su amante. Sonrió y unos pequeños hoyuelos se le marcaron en las mejillas. No abrió los ojos, quiso simplemente respirar otra vez el aroma de su piel. Su corazón latía calmadamente, estaba al unísono con el de él. Su pecho se inflaba al mismo tiempo que el de ella. Seguramente él seguía dormido, podía oír escasamente su suave respirar. Lo abrazó y volvió a acomodarse para volver a dormir profundamente.

La mañana estaba fría, pero a su lado tenía la mejor cobija, la sintió acomodarse, sintió el abrazo más cálido que en su vida había sentido. No se movió, no quería que la magia se acabara, no tan pronto. Tenía mil cosas que hacer, debía corregir un par de exámenes de sus ayudantías, tenía que juntarse con su familia para almorzar y luego ir al supermercado porque lo único que tenía en su alacena era una caja de galletas que si sacaba bien las cuentas posiblemente la fecha de vencimiento ya tenía que haberse cumplido la semana pasada. Pero a pesar de todo eso, quería seguir así.

Casi a mediodía ambos despertaron casi al mismo tiempo.

–“Buenos días ¿o debo decir buenas tardes? Bella durmiente”. Isabella sonrió ante las palabras de Apolo. Le daba lo mismo la hora que fuera, él se había quedado. Por primera vez él seguía a su lado.

–“Te has quedado…”

–“Supongo que mantendremos en secreto que me pasé de las horas de trabajo”.

La abrazó y le besó en el pelo.

–“Tienes que ponerte la venda, creo que ya es hora de que regresemos, supongo que tienes cosas que hacer”. Agradeció que en su voz no se notara la tristeza que sentía al tener que despedirse de ella. Pero sí lamentó la respuesta de ella. En realidad, lo que lamentó fue oír como la voz de ella se quebró al responderle.

–“Supongo que ya es hora de volver a la realidad, gracias por todo, lo digo enserio, fue increíble”.

–“Gracias a ti, recuerda que para mí siempre es un placer tu compañía pequeña Diosa”.

Tomó la venda que estaba a su lado y mientras ella se acomodaba el cabello de espaldas a él, le puso de nuevo la venda que la dejaría a oscuras nuevamente.

–“Sólo necesito que la tengas puesta mientras voy por nuestras ropas. Luego te la quitaré un segundo para que puedas vestirte, y cuando estés lista tienes que volver a ponértela. Regreso enseguida”.

La besó en la frente y salió de la cueva.

La ropa de ambos estaba por todos lados, no había caso con su ropa interior, estaba toda mojada aún, pero gracias a Dios que el resto no había caído al agua. Miró el lugar con la luz del día, ya no se veía tan mágico como con la luz de la luna y los pequeños faroles, pero seguía siendo especial. Más que mal había estado compartiendo este santuario con ella.

Cuando al fin hubo recolectado la vestimenta de ambos, volvió a la cueva, le pasó parte de sus prendas a Isabella y luego salió de nuevo para vestirse.

Sólo pasaron unos cinco minutos cuando ella lo llamó para que le diera el último apretón a la venda.

Se sentía triste. Sabía que después de este día no la vería nunca más. No porque no quisiera hacerlo, es más, esa era precisamente la razón por la que tenía que alejarse de ella, y también de este trabajo. Había logrado juntar un poco de dinero, pero después de pensarlo decidió que debería regresar a casa, terminar sus estudios y ya después de eso, cuando todos en su casa estuvieran conformes, tomaría las clases de música por su cuenta como hobbie.

El camino hasta el centro de la ciudad pasó rápido, Isabella mantuvo su cabeza agacha todo el tiempo sin reclamar ni una sola vez, cuando estuvieron seguros de que nadie podría ver que ella se quitara la venda, paró el auto, lo aparcó en el subterráneo del edificio en que ella trabajaba, el mismo lugar desde donde su última fantasía había comenzado y se despidió de ella.

–“Supongo que hasta aquí llego yo, espera a que me haya ido para que te quites la venda, cuenta hasta cien, yo ya no estaré a la vista para entonces”.

–“Está bien, oye, ¿puedo llamarte dentro de la semana?” .

–“Claro”. –Respondió arrepintiéndose en el acto por estar mintiéndole. Esta misma tarde iría a la agencia para renunciar.

–“Entonces te veré pronto”. Ella se inclinó para poder besarlo por última vez. El beso fue largo y casi tan apasionado como los de la noche recién pasada. Sintió como si él se estuviera despidiendo, pero creyó que sólo eran cosas de ella, volvería a verlo el jueves después de que regresara de su viaje a casa de sus padres.

Después de que se despidieran, Edward bajó del auto, la miró por última vez antes de cerrar la puerta del conductor.

Se veía tan linda, tan niña, pero al mismo tiempo tan mujer, estaba allí, sentada sobre el asiento del copiloto, ladeada ligeramente hacia donde él estaba parado, con la sonrisa más tierna que alguna vez haya visto en los labios. Estaba también un poco despeinada, pero seguía viéndose como una diosa para él. Cerró los ojos y cerró la puerta al tiempo que una lágrima rodó por su mejilla y sus ojos se nublaran por completo. La amaba demasiado. La había amado desde el primer día en que la vio. Tan indefensa, tan herida y tan vulnerable.

–“Adiós”. Fueron las últimas palabras que ambos dijeron al tiempo que la puerta se cerraba.

Isabella contó hasta cien como él le había dicho. Cuando hubo terminado la cuenta se sacó la venda. Y la tomó en sus manos más del tiempo debido, se la acercó a la cara de nuevo y la olfateó. Olía aún a él. Este sería un hermoso recuerdo. Guardaría esta venda como recordatorio de la mejor noche de su vida.

Se miró al espejo y se acomodó el cabello en una coleta baja, tomó de su bolso el estuche con su maquillaje y se pintó un poco los ojos.

Se sentó en el lugar que hasta entonces había estado ocupando su Dios griego y encendió el motor.

5 comentarios:

Ada Cullen dijo...

Dioooos tantoooo sentimiiientoooo Nooooooo! ! nooooo la dejeees Edd ... mi Nalla quedo tan hermooosooooo me encnatooooooooo me fascino..... lloroooo ... bueno suspiro como loca y tengo el corazon se me aclera

nashkalight dijo...

nooo que tristee q la dejeeee pero yo se q en algun momento se van a volver a encontrar estoy seguraaa! segui asi que esta geniaaal :D

paty dijo...

Hola no puedo creer que la va a dejar sin decirle nada pero tambien lo entiendo con ese trabajo nunca podrian tener nada pero espero que ahora ya no va a trabajar en eso se la encuentre pronto y puedan disfrutar de su amor aunque creo que ella va a sufrir mucho cuando se de cuenta de que dejo el trabajo en espera del siguiente capi
Suerte con los examenes
Saludos y abrazos desde México

diana dijo...

ahy hay hay dios
!! me encataaaaaaaaaaa

nydia dijo...

OMG que hermoso capitulo es genial y espero que se vuelvan a ver,me encanta....Besos...

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total