jueves, 6 de mayo de 2010

Capítulo 8: La verdad I

N/A: Hola!!! uhiii les cuento un secreto?, jaja parece que me inspiré con este capítulo, salió solo y sin presiones. Espero que les guste, esta es la primera parte de la verdad. Espero sus comentarios ansiosa como siempre, las adoro.

Por culpa de mi Alma

Pov Edward

No me había esperado esta reacción por parte de ella, en un comienzo ni yo mismo supe cómo reaccionar, no es como si el beso que me había dado fuera tal, más había rozado mis labios con los suyos en un tímido beso, pero fue simplemente genial y totalmente inesperado, sorprenderte.

Ella se alejó con sigilo luego de ese rose, y su corazón ya se había disparado nuevamente, sus mejillas estaban de un rojo ardiente y volvió a jugar con sus manos que había llevado hasta su regazo.

Esta era la primera vez que ella mostraba indicios concretos de que se sentía atraída por mí, nunca nos habíamos acercado peligrosamente tanto, aunque admito que me enfadó que me besara en un comienzo, no por el acto en sí, pero no me gustó que ella no se diera cuenta de lo peligroso que soy para ella aunque tenga este autocontrol, pero luego me recordé a mi mismo que ella no sabía nada y que solo estaba actuando como cualquier chica frente a un chico. Esto confirmaba su familiaridad con Bella, siempre tan poco perceptiva e impulsiva. Y ni hablar de su peculiar poco sentido de supervivencia, debía de ser genético.

Por otro lado Emmett de seguro tendría material de bromas si lo supiera, él diría que yo había perdido mi toque terrorífico, que había pasado de ser un león a un gatito de faldas.

Pero luego me entregue a ese sutil beso, me dejé llenar hasta el colmo los pulmones con su esencia, deje que mis ojos se cerraran y que mi cuerpo y mis labios correspondieran ese atrevimiento.

En ese momento, en que me rendí me hiso muy feliz su iniciativa, pero no había sido suficiente, mi naturaleza, mi cuerpo y mis labios pedían más de ese rose, por lo que cuando ella se alejó nerviosa por su actuar yo la miré y me perdí en sus ojos bañados de vergüenza pero al mismo tiempo de alegría, la misma expresión que observas en el rostro de niño la mañana de navidad. Levanté su mentón con la fuerza solo de un dedo y la volví a acercar en mi dirección para besarla. Yo le enseñaría como era un verdadero beso.

Ella se entregó a mi inconsciente –o tal vez consciente -y poco seguro –Arriesgado- error, sabía que después de esto no sería capaz de reprimirme las ganas de besarla cuando la tuviera cerca otra vez, pero así como ella se entregaba yo hice lo mismo. Disfruté del masaje que su lengua le propinaba a la mía, que mis labios jugaran con los suyos, del sabor de su boca y del aroma de su aliento que era recogido con urgencia por mis pulmones, y que a pesar del fuego en mi garganta era reconfortante; un deseo puro me consumió, no un deseo carnal, no un deseo de sangre, era un deseo de mantenerla conmigo por siempre. De hacerla mi compañera eterna, de conocerla cada día mejor, de dedicar mis días y mis noches a cuidarla y protegerla, de amarla, de consentirla, de mirarla nada más. Solo podía comparar este deseo con el que un chico tiene cuando besa por primera vez, cuando no piensas en el cuerpo sino en los sentimientos y en poder ganarse el amor de ese primer amor a base de vivencias y creciendo juntos. Así, ese tipo de amor es él que en este momento sentía por esta humana; Marie.

El beso duró más de lo humanamente seguro para ella, la cercanía de mis dientes con su piel era enfermizamente tentadora, y ya podía sentir la ponzoña acumularse en mi boca, por lo que antes de que no pudiera detenerme del todo me alejé con delicadeza -y dolor - de ella. Terminando el beso y rozando en manera de juego la punta de su nariz con mis labios.

Ella se mantuvo con los ojos cerrados, con una sonrisa desbordante en el rostro, y con un corazón alocado, frenético, con exquisito tinte rosa en las mejillas que comenzaba a hacerse presente.

Se veía hermosa, más hermosa que nunca, más radiante de lo que jamás la vi alguna vez.

Una corriente eléctrica pasó por mi columna que me hiso estremecer, no estábamos solos en este lugar, por casualidad, por instinto –No lo sé realmente- Mis ojos se desviaron pasando por sobre sus hombros, mirando más allá de la chica que se encontraba rebosante de alegría frente a mí.

Ahí estaba ella, mi Bella, mirando la escena, sonriéndome con los ojos llenos de amor, llenos de fe, llenos de comprensión. Mi Bella a sus 17 años, era como si en la otra vida ella se hubiera quedado inmortalizada al igual que yo en la eterna juventud.

Lo supe, lo entendí, mi imaginación me estaba jugando otra pasada de nuevo, otra vez la veía de pié frente a mis ojos, pero ella se veía feliz, y no lo entendí, yo había besado a otra chica en nuestro lugar de encuentro, era de su propia sangre, era de su familia, pero ella sonreía de tal manera que su alegría era contagiosa.

De pronto sin más su figura comenzó a esfumarse, como una línea de humo blanco que subió hasta perderse en la espesa capa de hojas formadas por las copas de los altos árboles. No reaccioné a detenerla. Más a cambio mis labios esbozaron una sonrisa de complicidad.

No sentí culpa, no sentí pena, ni remordimiento en su lugar otros sentimientos me embargaron, me sentí completo, me sentí feliz como no me sentía hace mucho tiempo, me sentí vivo.

Yo estaba cumpliendo la promesa que le había hecho a ella, y aun cuando pensé que jamás sería posible cumplirla, aún a pesar de que creí que me sería imposible fijarme de esta manera en otra mujer que no fuese ella, Marie lo hacía fácil, increíblemente fácil.

Sentí el apoyo de Bella tanto como juraría que la había visto parada frente a mí sonriendo.

Miré de nuevo a la chica sentada a unos cuantos centímetros de distancia y la corriente de energía y de amor me chocó en todo el cuerpo.

Era hora de enfrentar mis miedos, no encontraría un mejor momento para contarle la verdad. Ella debía saberla tarde o temprano, pero yo no quería seguir esperando para que ella me conociese. Quería mostrarme tal cuan era y sin atadura ni restricciones.

-Marie. –Ella abrió paulatinamente sus ojos y me miró, pero ya sin pizca de vergüenza, solo adoración y amor en su mirada.

-Dime Edward.

-Tengo que contarte algo sobre mí. Es algo así como un secreto que no solo me implica a mí.

-¿De qué va todo esto?

-Antes, necesito saber que me crees y que confías en mí, porque la confesión que te haré será difícil de creer.

-No lo entiendo.

Busqué en mi mente la manera de explicarle, tratando de ser sutil y cuidadoso con mis palabras. Pero antes debía saber que ella confiaría en mis palabras y aún más en mí.

-Marie, ¿Confías en mi?.

-Claro que sí, Edward,¿ Porqué lo preguntas?.

-Porque ahora necesito que me pongas mucha atención, lo que te voy a decir es complicado y lo único que te pido es que te quedes a oír toda la historia ¿Sí?.

-Está bien, te escucharé el tiempo que sea necesario.

-Bien comenzaré con mi verdadera historia, mis inicios.

-Ok, te escucho. –Ella se acomodó y no alejó en ningún momento sus ojos de los míos, lo agradecí ya que en ellos era la única manera que tenía de precaver sus reacciones. Como bien dicen los ojos son el reflejo del alma, y los ellos al igual que los de mi ángel eran cómo un espejo sin secretos.

Me sumergí en mi pasado, en mis pocos recuerdos humanos.

-“Como ya sabes Carlisle y Esme no son mis padres biológicos, aunque para mí es casi como si lo fueran, ellos me adoptaron o más bien Carlisle me encontró, pero tuve la suerte de conocer a mis verdaderos padres, de vivir unos cuantos años con ellos, tuve una niñez feliz, sin mayores lujos ni preocupaciones pero dichosa, envidiable, mis padres eran personas humildes, de trabajo y a mí nunca me faltó nada, pero desgraciadamente ellos enfermaron y yo con ellos, el primero en morir fue mi padre, luego mi madre, pero antes de que ella falleciera tuvo la fortuna de cruzarse en el camino de Carlisle, ella le pidió que no me dejara morir, que me cuidara y él cumplió con sus peticiones. Carlisle que en esos años trabajaba haciendo turnos en ese hospital me sacó del lugar, sin que nadie lo notara, y me llevo casi moribundo y sin fuerzas a su casa.”

Hice una pausa antes de continuar, ciertamente ahora venía la parte más complicada de la historia, la instancia a la que yo más temía, por lo menos hasta ahora ella solo se estaba limitando a oírme, sin hacer ningún tipo de juicio ni de emitir comentario alguno. Ella tomó mi mano y sin decir nada, solo hablando con los ojos me incitó a continuar con mi relato.

“Marie, mi familia como se que te has dado cuenta –Ella era muy intuitiva- es muy particular, por no decir ‘Especial’, nosotros no somos lo que aparentamos ser, no somos como el común de las personas que has conocido en tu vida, mi familia y yo pertenecemos a otra raza, a una generalmente peligrosa. Marie… somos … Vampiros”.

Esperé por su reacción, si tenía un poco de suerte ella se reiría y pensaría que es una broma, caso contrario, ella por fin tomaría consciencia y saldría corriendo despavorida y a final de cuentas vería una reacción lógica.

La miré pero ella no dijo nada.

10 comentarios:

diana dijo...

mmmmmmm hay angyyyyy!!!!!!!!!!!!!11 me dejaste asi? nooooooooooooooooooooo porfaaaaaaa porfaa estoy intrigadaaaaaaaaaaa no seas asiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Anónimo dijo...

segundaaaaaaaaaaaaaaaa, jaja, mi niña este estuvo, como decirlo, estupendamente sensacional, eres una gran escritora como todas las demas niñas de los diferentes blogs, de verdad me tienes pegada a esta historia, sigue adelante, besos, Loquibell

Ladyclumy dijo...

Que alegre que Edwars se dio la oportunidad , pero que nervios que pensara Marie con la confension de Esward que son vampiros, que nervios.
Besos LAdy

Ladyclumy dijo...

Que alegre que Edwars se dio la oportunidad , pero que nervios que pensara Marie con la confension de Esward que son vampiros, que nervios.
Besos LAdy

Beth dijo...

Probablemente le ha dado el mejor beso de su vida, todavía está shokeada y está en el otro mundo,sin enterarse de nada o percibiendo todo con efecto retardado y, cuando se dé cuenta, igual aprieta a correr y nos lo deja a nosotras... pero no... dirá que no le importa, que confía en él y que lo ama y nos destruirá las ilusiones a nosotras. Que no... que me alegro enormemente que, por fin, Edward ya no sufra (de momento, porque seguro que les pasa algo).
Esperaré a la semana siguiente para seguir leyendo esta historia tan estupenda pero que siempre nos dejas con la miel en los labios: te das cuenta de lo malvada que eres?
Besitos, que, de veras, que espero con ganas la semana que viene

zenni dijo...

Este capitulo me encanto. Felicidades y c
Ojala sea inspiration no te deje nunca. No crease que ya ten go mi cargador. El primo de mi esposo me presto su iPad Nuevo. Que por cierto me bajo la histories de crepuscular esta hermosa. Saludos

kta_07 dijo...

Por que lo dejaste ahi, te gusta vernos sufrir que mala jejeje me encanto espero pronto la conti de verdad que me gusta esta historia, ojala te salga proxima la conti me muero de ganas por saber como reacciona marie
gracias angy

Anónimo dijo...

nena cullen : mira angy que majo primero le da un besazo que le quita el hipo y luego le dice que es vampiro yo abiera echo lo mismo que marie me quedaria flipada con el beso y luego lo del vampiro me importa un bledo me iria con el al fin del mundo muchos suspiros de chocolate para ti mi angy

Anónimo dijo...

nena cullen : mira angy que majo primero le da un besazo que le quita el hipo y luego le dice que es vampiro yo abiera echo lo mismo que marie me quedaria flipada con el beso y luego lo del vampiro me importa un bledo me iria con el al fin del mundo muchos suspiros de chocolate para ti mi angy

·daniela· dijo...

Ohhhh, me encanto el beso!
Y Bella, esa sensacion de que estaba ahi, feliz con todo.... fue lo que realmente ayudo a Edward a tomar la decision de contarle todo....
quiero ver ya la reaccion xD

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total