jueves, 22 de julio de 2010

Capítulo 14: Regreso

N/A: Uhiii me tardé mucho pero terminé este capítulo. aviso que quedan tres más y el epílogo. Espero me perdonen por abandonarlas tanto, También quiero dar las gracias por todos los saludos de cumpleaños que recibí. Son las mejores. enserio que alegran mi vida.


Por Culpa de mi Alma

Marie Pov

Él tenía razón, estábamos destinados a estar juntos, mientras que yo sólo pensaba en que todo había sido una farsa, él no se había burlado de mi. Realmente me amaba, realmente lo que decía era su verdad y yo no le creí. Huí ante el primer aviso de dolor, tanto miedo tenía de sufrir que hasta en mi inconsciente había estado tratando de creer que todo era parte de mis sueños. Quise pensar que tal vez ya estaba a las puertas de la locura. Pero no, ahora tenía pruebas de sobra como para que la realidad cayera frente a mis ojos. Y ese instinto por reprimir lo que me hacía daño se apoderó de mí al instante. Reprimir…que Edward era real.

Me quedé en la casa escondida, lo obligué a que se alejara de mí.

Había tenido la evidencia delante de mis narices siempre, desde el primer día en que lo vi, desde el día en que conocí a su familia. ¿Cómo no lo vi?, ¿Cómo no me di cuenta de las similitudes obvias?, ¿Cómo no vi lo diferente que era al resto de las personas?. Su piel, su cuerpo, sus ojos, incluso su olor. Todo en Edward era único, sobre natural.

Es cómo una perfecta estatua de mármol, pálido, gélido, perfecto. ¿Qué persona con tres dedos de frente lo habría creído normal?. ¡Quién maldita sea! ¡Quien!. Claro, la respuesta la sabía. Yo. Nadie más que yo.

Quedaban muy pocos días para volver a Seattle, y en lo único que podía pensar era en ir corriendo a la casa de Edward y rogarle que me perdonara. Necesitaba decirle que le creía.

Pero…

Otro pensamiento me atemorizó. Y por primera vez pensé en lo que era.

Un… Vampiro. Y sí así era… Sopesé la idea de verme en los brazos de Edward, con sus dientes blancos y perfectos sobre mi garganta. Un maldito escalofrío me recorrió de pies a cabeza. No tenía frio, es más el calor era asfixiante, pero sin embargo, temblaba.

Sacudí mi cabeza, no podía pensar en él haciéndome daño. Un recuerdo fugaz se hiso presente en mi mente.-“También nos enseñó una forma diferente de alimentación, ya sabes, la mayoría de lo de mi especie se alimenta de sangre humana, por el contrario nosotros solo bebemos sangre de animales, es por eso que nos resulta mucho más fácil mezclarnos con la gente".

No me haría daño. No, él no sería capaz, ya no lo hiso. ¿Verdad?.

Respiré profundamente, la cabeza me estaba dando vueltas y no era un buen momento para estar así. Tenía que tener la cabeza fría para poder pensar en la manera de enfrentarme a Edward.

Los días pasaron de la manera más lenta y tortuosa. Había pedido venir para no pensar en lo que había pasado esa noche de mi cumpleaños, pero todo lo contrario ocurrió. Nunca había pensado tanto en Edward como ahora. Nunca había deseado tanto tenerlo a mi lado.

Tomamos el avión a primera hora, tomé los audífonos para escuchar lo único que me relajaba. Busqué en las emisoras radiales que ofrece el avión y finalmente encontré la música que deseaba. La música clásica instrumental logró relajar mis músculos hasta el punto de quedarme dormida y despertar sólo cuando ya hubimos aterrizado.

Quise correr a mi auto y partir a toda velocidad hasta la casa del hombre que había rechazado. Pero no podía, ¿Cómo explicarle a mis padres la razón de mi urgencia?. ¿Cómo hacerlo sin tener que mentir?. No es como si pudiera decirles que me había dado cuenta de que había estado haciéndome la enferma para no ver a un chico, que resultó ser un vampiro. Y que ahora quería saltar a sus brazos por que finalmente había decidido que no importaba lo que fuera. Que no me importaba poner mi vida mi vida en peligro porque lo amaba.

Me aguanté hasta el otro día. Sin poder pegar un solo ojo en toda la noche. Solo esperaba que no fuera tan tarde.

Me levanté en cuanto los primero rayos de sol iluminaron mi habitación. Tomé la ducha más corta que pude y me vestí con lo primero que vi. Sólo podía pensar en que ojalá Edward no me haya hecho caso. Esperaba encontrarlo en el instituto.

Todo en mí temblaba. Era la extraña mezcla entre el frio, los nervios y la ansiedad que sentía. Pero ese temblor terminó en el momento en que aparqué en el instituto y vi el lugar donde se suponía debía de estar su auto.

-“Vacio”. –musité para mis adentros.

No pude controlar la humedad que pedía a gritos salir de mis ojos. Las lágrimas comenzaron a caer sin que pudiera controlarlas y una punzada en la boca del estómago hiso que respirar fuera doloroso. El aire no entraba a mis pulmones y el llanto me estaba ahogando.

-“Tranquila Marie, no llores”. –Una vocecita me sobresaltó. Era una voz con la que ya me sentía familiarizada.

-“¿Alice?”. El mar de lágrimas aumentó y mi llanto se hiso demasiado audible, tanto como para que cualquier persona que pasara cerca de mi auto lo oyera y pensara que me estaban matando.

La gélida mano de Alice intentaba secar las gotas que caían por mis mejillas al tiempo que la otra me abrazaba y palmeaba mi espalda diciendo, -“No sufras cielo”.

Por un momento un rayito de esperanza entró a mi corazón. Por un instante creí que él estaría cerca. Su hermana lo estaba, ¿Porqué Edward no habría de estarlo?. Pero toda esa esperanza se derrumbó en cuanto reuní las fuerzas suficientes para preguntarle a Alice por él.

-“Yo…” –vaciló con el rostro desmoronado por completo, pero terminó la frase –“Lo siento”.

-“Se ha ido, ¿Verdad?”. Tomó mis manos y las cubrió con las suyas.

-“Hace un par de días”. –Pude ver cuánto le dolía pronunciar estas palabras. El mismo llanto desconsolado de hace un rato volvió para quedarse. Esta vez con más intensidad, con más tristeza y más doloroso, lo había perdido. Edward se había marchado.

-“Por favor dime que sabes dónde encontrarlo”. – Le rogué sin pensarlo.

-“Marie, créeme que si lo supiera ya le habría avisado que estarías aquí hoy”.

La abracé tan fuerte como pude, olvidando por completo que ella tampoco era humana, dejando de lado todo lo que me atormentaba. Olvidando cada instinto de supervivencia que debería estar presente en mí. Abrazaba a un vampiro pero no me importó. Ya nada me importaba. Ni siquiera mi propia vida. No si ya no podría compartirla con Edward.

Fue extraño, porque todo lo que estaba viviendo me pareció un deja vú.

-“¿Porqué siento como si ya hubiera pasado por esto?” –Dije más para mí, pero Alice me escuchó. Sólo alguien con un muy buen sentido de la audición habría escuchado un apenas audible susurro.

-“Es porque una parte de ti ya lo vivió cielo” – hiso una pequeña pausa pero luego continuó hablando tan rápido que las palabras salían casi atropelladas.-“ Hace unos años Edward intentó alejarse de Bella, claro, para protegerla de lo que somos, pero lo único que logró fueron cuatro largos meses de angustia y por poco terminan muriendo los dos”. –Me miró cómo si estuviera viendo a otra persona pero esa sensación se desvaneció cuando volvió a hablar. –“No dejaremos que esto llegue tan lejos esta vez, no lo permitiré, lo prometo”. –Lo que Alice acababa de decir no me hacía sentido pero otro flash pasó por mi cabeza.

Esta vez todo se me hiso más claro. Las mujeres de mis sueños, su angustia por perderlo. Las palabras, el hombre de las sombras… Siempre fue él. Debí ver el parecido. Las mujeres no eran las. Sino que una sola. Recordé de sopetón la foto de mi tía Isabella. Era ella.

Era ella quien me pedía que no lo dejara ir. Era ella quien sufría cada vez que yo hacía algo por sacarlo de mi vida.

Todo cayó ante mí como una tormenta en medio de la sequía. Finalmente veía todo con claridad.

-“Alice, por favor, ayúdame, tengo que encontrarlo”.

Ella sonrió y sin aviso me abrazó tan fuerte que mis costillas dolieron y solté un quejido soltando el poco aire que quedaba en mis pulmones. –“Perdón”.-Susurró alejándose de mí y poniéndose a una distancia saludable.

-“No te preocupes”. –Le sonreí sinceramente.

-“¡Cuenta conmigo!”. –Gritó animada.

Sequé mis lágrimas con las mangas de mi suéter y me incorporé. Mis costillas aún dolían a causa del abrazo de Alice, de seguro me había ganado unos moretones pero no me detuve a pensar en ello. Toda mi concentración estaba en la lucha que emprendería.

Porque no dejaré que esto acabe así. Él tiene que saber que lo amo.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

nena cullen: que lindo por fin se dio cuenta marie que edward es lo que le combiene ves mi angy que cuando el corazon manda hay que hacer caso y no a la razon es unitili ir en contra de lo que te dicte tu corazon un beso mi niña y muchos suspiros de chocolate

diana dijo...

hay diossss!! angyyy !!! q capiiiiiiiii sisisisisis por finnnn por fin

Anónimo dijo...

Ohlaa haha por fin por fin jjijji ya me moria de ganas de leer estte capittulO haha...vaiia pOrfeen se diO cueenttaa de ttOdO...nu hOmbree nenaa erees geniaal no dejjes de escribir erees buenisimaa :D jjojjo creemee ya nO aguanttO paraa leer el siguentte capi...buenO besOs sabOr cereza extracidiithaa jjejje xaO attO:jess

zenni dijo...

Siiiiiiii.....Mi historia favorita.Por fin se dio cuenta que lo ama...Pero como que ya se acaba...

tatis-twiling dijo...

un muy lindo capi Angylito, Marie de verdad casi no se da cuenta de lo mucho que Ed la ama, y me gusta mucho que quiera luchar por encontrarlo...besos Angy esta genial....

Beth dijo...

Supongo que los años hacen que te vuelvas más experta y detallista con la escritura no?, aparte de que se desarrolla más tu imaginación. Sigue cumpliendo años, que te sientan genial.
Besazos

dDanyelha dijo...

ME encantaaaaaaa
kiero ver k va a pasar
publika pronto siii
me mata la curiosidad
en serio kiero k saber k va a pasar
bueno t cuidas
xoxoxo
atte:dDanyelha

Anónimo dijo...

nena por favor publiquen

GENNY CULLEN dijo...

POR FAVOR NO TARDES MUXO EN PUBLICAR, ME ENCANTA TODO LO KE ESCRIBEN, ME AYUDA A RELAJARME, CUANDO MIS HIJAS DUERMEN, LAS FELICITO, LES MANDO MUXOS ABRAZOS Y BESOS, Y KE SU INSPIRACION NUNCA TERMINE

·daniela· dijo...

Si!
Por fin Marie volvio... y ahora cuenta con el apoyo de Alice XD
Tienen que encontrar a Edward.... yo me pregunto... no usan celulares en el futuro? :D
Besotes, Dany

Anónimo dijo...

esta es la que mas me gusta de momento es preciosa.... espero que la termines.... no veo momento de continuar leyendo... me la he leido de un tiron!
coqui cullen españa

karla_carrillo1990 dijo...

woooooo me dejaste sin palabras, esta de maravilla la historia, hubo capitulos en los k no pare de llorar, y por dios porfavor termina la historia esta buenisima, dejame felicitarte tienes un gran talento para escribir y expresar todo ese amor k sientes, y gracias por dejarnos deleitarnos con esas maravillosas historias.... besos. karli

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total