miércoles, 3 de marzo de 2010

Capítulo 3: Despertar y Confesiones

N/E: Ok nenas, espero que disfruten de este capítulo, les dejo el aviso de que usé una parte textual de Luna nueva, era necesario. Pola y yo agradecemos sus comentarios y apoyo. No se imaginan lo feliz que nos hacen.

P.D: Pola dice que les deja un Tema para que escuchen mientras leen este capítulo, se llama Soy - de Alana. Para oírlo den click AQUÍ

Returnig the Favor

Devolviendo el favor


Bella POV

Cuando desperté sentí a alguien junto a mí. Pensé solo medio segundo, pero cuando abrí los ojos no era mi quien espera que fuese, simplemente era Dimitri.

-Bienvenida. –Dijo sonriendo. –Realmente eres hermosa, te asienta muy bien la eternidad Bella.

-Isabella. –Le corregí.

Bella había muerto y solo él, mi ángel podía llamarme Bella, su Bella por siempre.

“Ojalá vuelva a escuchar esa voz celestial pronunciando mi nombre…”

Para Dimitri seria Isabella, así como para el resto de la guardia a la que ahora pertenecía.

Aro, Cayo y Marco llegaron a la habitación y entraron lentamente en ella con una sonrisa de suficiencia en cada uno de sus rostros.

Cayo fue el primero en hablar.

-Bueno Bella…- Le corté en medio de su frase.

-Isabella.- Volví a corregir con mi nueva voz, que por lejos sonaba mucho más determinante y autoritaria.

-Bueno, Isabella el entrenamiento te espera, así que levántate.- Terminó su frase con una sonrisa entusiasmada en los labios.

Cuando estaba poniéndome de pié Aro intervino.

-Cayo, hermano detente sé que estás muy entusiasmado y ansioso por comenzar, pero no olvides que antes de entrenar nuestra nueva compañera debe alimentarse primero. –Me miró, y solo en ese momento caí en cuenta de la sed que tenía.

-Dimitri, lleva a Isabella al bosque, enséñale cómo hacerlo, y no la dejes sola. –Sentí un doble significado en su última frase.

.

Bueno admito que cazar fue muy divertido y estimulante. Dimitri me enseñó lo básico, cómo donde estaban los puntos estratégicos para morder, aunque no me fue tan difícil, ya que mi oído era mucho más agudo y podía sentir fácilmente el lugar donde palpitaba con más fuerza la sangre.

Aunque Dimitri insistía que sería más delicioso y entretenido si probara con un humano. Eso sin hablar de que la sangre de animal me deba desventaja, ya que la de humano te mantiene mucho más fuerte y te deja satisfecha al cien.

.

Pasaron semanas, meses o incluso pudieron ser años, no lo sé, el tiempo era algo que no me preocupaba en lo más mínimo. Cuando no estaba entrenando con Cayo o haciendo cumplir nuestras reglas, reglas que por cierto ya conocía bastante bien, me sentaba sola en algún rincón de la fortaleza Volturi y dejaba que los recuerdos de mi ángel fueran lo único en lo que mi mente pudiese pensar. Recordaba su cara perfecta, su sonrisa torcida que hacía que mi antiguo corazón humano latiera en forma alocada, situación que solo él había logrado que sintiera, tenía tanto deseo por estar junto a él nuevamente. Ese sentimiento solo podría volver a sentirlo por Edward, porque ellos se murieron el día que Bella dejó de existir. Esa Bella que algún día él quiso. Porque dentro de mi corazón sabía que nuestro amor había sido real.

-Isabella. – Sentí una voz en mi espalda. Sabía quién era, su esencia ya se me hacía muy familiar.

Dimitri no me dejaba sola, al contrario, siempre era él quien me cuidaba cuando Cayo me dejaba herida a causa de su excesivo entrenamiento, aunque admito que gracias a él me había convertido en una vampira fuerte y los demás soldados me tenían como una perfecta arma mortal, algo muy valorado para nuestra propia especie. Era rápida y me había vuelto despiadada, nadie se atrevía a contradecirme. Bueno solo Dimitri, ya que él se había convertido en un amigo para mí, cuando el dolor y la agonía se apoderaban de mí el me consolaba y gracias a él siempre sabía algo de los Cullen, dónde estaban, pero aún más importante que estaban bien.

Los vería de nuevo, fue una promesa que me hice hace unos cuantos años. Aunque la vergüenza sería más fuerte ya que me había convertido en algo que ellos habían luchado por décadas en no ser. Un monstruo.

Ellos eran buenos y yo era todo lo contrario. Me sentí fatal al recordar con qué facilidad mataba sin el más mínimo arrepentimiento, claro lo único diferente eran mis ojos, ya que eran dorados. Era lo único que hice por ellos, en el fondo de mi ser me consideraba un Cullen, solo eso podía concederme por él.

Una noche que andábamos en una salida de rutina en busca de unos vampiros que habían causado problemas en el sur de Europa matando innecesariamente a humanos, había sido una masacre. Dimitri se acercó a mí.

-Terminamos, hay que hacer un reconocimiento en el perímetro, sabes que no me gusta que ninguno escape. Soltó una amarga carcajada.

-¿Qué pasa?. –Le pregunté.

-Isabella, ¿Aún lo amas verdad?.

Me pilló con la guardia baja, él nunca preguntaba sobre Edward porque sabía que no me gustaba hablar sobre él. Pero en ese momento solo asentí ya que hacía tantos años que ese recuerdo me atormentaba. Mis recuerdos eran vagos, recuerdos humanos. Pero aún me pesaba el no haberle dicho cuanto lo amaba cuando elegí esta vida eterna.

-¿Porqué lo preguntas?. –La curiosidad ante su pregunta me carcomía.

-Isabella, he estado durante los últimos diez años a tu lado y me doy cuenta de la que sufres. Si lo amas, porqué no lo buscas. Sé Feliz.

-No es tan fácil Dimitri, verás, él no me quiere por eso me dejó. Yo solo vine a salvarlo ya que su culpa por mí supuesta muerte lo había hecho venir con Aro para pedir su muerte, era su culpa, no su amor hacía mí.

-Te equivocas Isabella, el te ama. –Quedé paralizada en el lugar. Traté de no oír más. No quería vivir de ilusiones que ya no tenían sentido. Pero Dimitri continuó.

-Él nos buscó porque no podía vivir sin ti, el solo hecho de pensar que tú no existías casi lo volvió loco, tanto como para pedir su propia muerte.¿ Acaso es que no lo entiendes?, cuando un vampiro se enamora es por toda la eternidad.

-Dimitri, qué estás diciendo, ¿Cómo lo sabes?.

-Aún recuerdo esa tarde cuando llegó a vernos, estaba completamente destrozado por dentro, y te aseguro que si ese hombre hubiera podido llorar lo hubiese hecho a mares. Lo único que él quería era morir. Se podía ver su esperanza, como si el que él dejara de existir te encontraría en la otra vida para poder estar juntos por siempre.

Claro que Aro también se dio cuenta de esto y cuando volvió contigo al día siguiente Aro ya sabía cómo poder mover las piezas a su favor. Su plan era dejar a Edward con nosotros. Pero te conoció a ti.

Vio tu amor hacia él, lo incondicional e irrevocable que era, entonces yo vi los ojos de Edward esa felicidad de tenerte a su lado, viendo un futuro juntos. Estoy seguro que él no te volvería a dejar si le dieras la oportunidad.

-Pero no quiso transformarme. –Le interrumpí.- Prefería morir antes de hacerlo no me quería a su lado eternamente, ¿Cómo explicas eso?.

-Isabella, como eres de tonta, nunca fue porque no te quisiera, no quería quitarte tu vida ni tu alma. No quería ser un asesino. Él te amaba así como humana, y te ama como lo hace sabiendo que eres un vampiro como él. ¿No lo entiendes?.

Por un momento todo me dio vueltas y recordé mi conversación con Carlisle el día del accidente. Los recuerdos poco nítidos en imágenes pero vividos en cuanto a las palabras llegaron a mí.

—Estoy seguro de que esto suena un poco extraño, procediendo de un vampiro —sonrió al percatarse de que siempre me sorprendía cuando él mencionaba la palabra con tanta naturalidad—, pero albergo la esperanza de que esta vida tenga algún sentido, incluso para nosotros. Es una posibilidad remota, lo admito —continuó con voz brusca—. Según dicen, estamos malditos de todas formas, pero espero, quizás estúpidamente, que alcancemos un cierto mérito por intentarlo.

—No creo que sea una estupidez —murmuré. No me podía imaginar a nadie, incluido cualquier tipo de deidad, que no se sintiera impresionado por Carlisle. Además, la única clase de cielo que yo podía tener en cuenta debía ser uno que incluyera a Edward—. Y tampoco creo que nadie lo vea así.

—Pues, tú eres la única que está de acuerdo conmigo.

—¿Los demás no lo ven igual? —pregunté sorprendida; en realidad, sólo pensaba en una persona.

Carlisle nuevamente adivinó la dirección de mis pensamientos.

—Edward sólo comparte mi opinión hasta cierto punto. Para él, Dios y el cielo existen... al igual que el infierno. Pero no cree que haya vida tras la muerte para nosotros —Carlisle hablaba en voz muy baja. Su mirada se perdía a través de la ventana en el vacío, en la oscuridad—. Ya ves, él cree que hemos perdido el alma.

Pensé inmediatamente en las palabras de Edward esa misma tarde: ...a menos que desees morir, o lo que sea que nosotros hagamos. Una pequeña bombilla se encendió en mi mente.

—Ése es el problema, ¿no? —intenté adivinar—. Por eso resulta tan difícil persuadirle en lo que a mí respecta.

Carlisle respondió pausadamente.

—Miro a mi... hijo, veo la fuerza, la bondad, la luz que emana, y eso todavía da más fuerzas a mi esperanza, a mi fe, más que nunca. ¿Cómo podría ser de otra manera con una persona como Edward?

Asentí con la misma confianza.

—Pero si yo creyera lo mismo que él... —me miró con sus ojos insondables—. Si tú creyeras lo mismo que él, ¿le quitarías su alma?”.

Las palabras retumbaban en mi cabeza. Su dolor, su sacrificio, su agonía por sobre su felicidad junto a mí. ¿Cómo no lo pude ver, cómo no pude ver su amor hacia mí, cómo fui tan ciega, tan estúpida de pensar solo en mi sufrimiento?.

-Dimitri qué hago, dime que aún no es demasiado tarde.

-Nunca lo es mi niña. –Su voz era muy dulce.

-¡Pero mira en lo que me he convertido, MIRAME!

-Mi niña, Edward te ama como tú a él, con la misma intensidad, de eso estoy seguro cielo.

Después de diez años pregunté.

-¿Dimitri y tú como lo sabías todo este tiempo y no me dijiste nada, por qué ahora?.

-Porque no quería perderte Isabella, eres la única que se ha preocupado por mí durante estos siglos qué he sido parte de los Volturis.

-Pero yo amo a Edward.

-Losé mi niña, yo no te quiero de esa forma. Como te dije, solo un vampiro ama eternamente.

- ¿Y tú a quién amas entonces?.


4 comentarios:

diana dijo...

hay pero mira a demetrii no se q raro pero quiero mas besitossssssssss angyyyy

Ada Cullen dijo...

AAAyyy mi Angyy amooor mio de yo mio... que divino les esta quedndo wow me encatna deseo saber a quien ama Dimitri mi Amada... saludos a la Pola ... son bellas ... cachai jajaja .. Mua atenta apra el siguiente

Ladyclumy dijo...

La musica super , el fic super, que lindo caitulo, sera que Dimitri esta enamorado de bella o no sino que cariño le tiene,. Esperamos el proximo capi.
Besos Lady

Teles dijo...

Oh my God!! amo este fic!!! niñas os está quedando divino!! Me encanta Demetri, no lo puedo evitar!! Y ahora cómo sale de Voterra? Quiero más!!!
Un beso.
T.

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total