jueves, 20 de mayo de 2010

Capítulo 14: Vuelve a mí

N/A: Awww!! me da tristeza!!! sii chicas este es el penúltimo capítulo de este fic, ya solo queda el último capítulo y el epílogo!!!! Enserio!!! no saben cuan feliz nos han hecho a POLA y a MÍ por darnos su apoyo!!! Han sido muy lindas enserio!!! Espero que les guste el capítulo. De ante mano pido perdón por no subirlo ayer, pero como saben me tocó trabajar y ya después no me dió el cuerpo para hacer nada más. bueno, besitos!! las amo!!

Returning the Favor

“Al final tan solo sé que siempre te he esperado,

Y que llegas a mi vida y tú me das la luz, el bien,

Ese mundo donde tus palabras hacen su voluntad”.

Edward Pov

Los segundos en que Esme tardó en llegar hasta la puerta fueron eternos, lo habría hecho yo mismo, pero el miedo me tenía paralizado, no tenía dudas ya, había tratado de oír algún atisbo de voz tras la puerta pero solo había silencio, era ella.

“Ella vendrá antes de tomar cualquier decisión” Toda mi familia había repetido esas palabras para consolarme, pero precisamente esa era la frase que ahora me tenía incapacitado de moverme.

La decisión que ella tomara sería la que determinara mi futuro. Ya había pasado el tiempo suficiente sin ella como para saber que no podría soportarlo de nuevo, no soportaría que ella me dejara, no soportaría oír esas palabras saliendo por sus labios. Solo hasta ahora comprendo cuánto dolor le cause, cuanto tiene que haber sufrido ella el estúpido día en que creí que la mejor manera de protegerla sería dejándola de mi vida. Grave error, pero ya pague por él, o eso creo, y es que no concibo un castigo mayor que la agonía de estar lejos de ella. Simplemente no existe mayor castigo para alguien que puede vivir eternamente. Nada peor que estar lejos del ser amado.

Cuando Esme abrió por fin la puerta la vi a ella. A mi Bella, a mi ángel, mi vida y mi razón de existir. Ahí estaba ella parada con el rostro inexpresivo, apagado, sin brillo en sus ojos.

-Te estábamos esperando Bella.

-Lo sé Esme.

-Y yo que creía que la Adivina era Alice –Dijo Emmett intentando subir los ánimos.

Bella le sonrió pero su rostro rápidamente recuperó el atisbo de amargura, esa breve sonrisa no había estado ni cerca de llegarle a los ojos. Solo con verla así en mi mente se abrió paso para que el terror se apoderara de mí.

Yo estaba perdiendo por completo las esperanzas, las posibilidades de que ella haya venido hasta aquí para despedirse definitivamente de mí se me hacían inmensas. Solo de pensarlo, solo de sopesar esa opción me sentí morir. No sería capaz de vivir sin ella otra vez. No sería capaz de dejarla partir. Mi vida se terminaría junto con su partida. Estaba seguro de eso.

Mi pecho se sentía apretado y el poco aire que había tomado se encontraba ahora estancado en medio de mi garganta, no es que necesitara de él, ni que fluyera por mi cuerpo hasta mis pulmones, pero que no siguiera su curso natural me imposibilitaba pensar claramente. Como nunca todo a mi alrededor me distraía con excesiva facilidad, quizás sólo era un autoreflejo de mi inconsciente y es que en mi interior se estaba armando una batalla de aquellas. Entre si querer escuchar su decisión o salir corriendo como un desquiciado a la primera oportunidad que se me presentara.

Una parte de mí lo necesitaba, una parte de mí le suplicaba a mis piernas que se movieran de una buena vez, pero estas no respondieron jamás. Era la misma parte de mi cuerpo y de mi mente que estaba ansiando correr a sus brazos, para sentirla una última vez, para rogarle por un poco de amor, de suplicarle que no me dejara, que se quedara y compartiera esta eternidad conmigo ya que sin ella nada tendría un sentido para mí.

La otra parte por el contrario solo quería huir nada más, correr antes de que ella se decidiera a terminar de confirmar mi más grande pesadilla. Antes de que de sus labios salieran esas palabras que me destrozarían por completo, las palabras que acabarían con todo atisbo de esperanza que aún guardara mi cuerpo y definitivamente también terminaran con mis ahora aún ausentes pocas ganas de vivir.

Esa parte de mí que me mantuvo en la más angustiosa de las agonías todos estos días que ella tardó en venir hasta aquí. La que me carcomía cada milésima de segundo por dentro.

Finalmente elegí quedarme, mentalizarme en que una de ellas, la más sensata ganase la batalla de mi interior.

Ya solo tenía dos opciones.

La primera era quedarme, escuchar manteniendo vagas esperanzas y de aceptar cualquiera que sea lo que ella tenía para decirme hoy.

Aceptar las consecuencias de mis apresuradas decisiones del pasado. Más que mal ¿No la había abandonado yo a ella antes?¿No la había dejado diciendo que ya no la amaba, que ella no era lo suficientemente buena para mí?

Si lo que ella tenía que decirme era que se iría para siempre yo no tendría cara para recriminarle ni reclamar su amor, no me quedaría otra cosa que resignarme a perderla, entregarme al sufrimiento eterno y a agachar la cabeza y toda esperanza en mí. Se lo debía, pero no me quedaría mucho tiempo más en este mundo. El infierno al que estaba ya condenado no sería nada comparado con mi vida sin ella.

La segunda era correr y vivir con la incertidumbre, de vivir con la duda por el resto de mis días, pensando en que quizás ella sí quería quedarse a mi lado, o pensando en sus palabras de despedida, esta era la opción cobarde, la más llamativa, no sabía que me dolería más, si la incertidumbre y las esperanzas falsas o verla partir de mi lado otra vez.

No, definitivamente la segunda opción era asquerosa, era vil y cruel.

Me quedaré”. Aún cuando un miedo terrible me recorrió de pies a cabeza, una sensación de caer al vacío sin poder hacer nada por impedir la caída ni que me golpee contra el suelo, solo así puedo describir como mi cuerpo y mi mente se sentían.

Me concentré solo cuando mis ojos se encontraron con los suyos, extrañando un poco su color chocolate pero al mismo tiempo orgulloso de que fueran dorados y no rojos carmín. Su cabello estaba igual que siempre, y así se mantendría, por otro lado su piel había perdido ese exquisito color rosa que era tan común en sus mejillas, aunque he de admitir que la palidez le asentaba muy bien, estaba pálida como la tiza, como la leche, como la nieve. Ningún cambio era capaz de robarle su hermosura.

Mis ojos la examinaban ansiosos, con urgencia, quería grabar cada perfil de ella en mis recuerdos, por si algún día no me quedara más que depender de ellos para existir.

No había notado su vestimenta hasta ahora, eran las ropas que fomentaban mis pesadillas de insomnios, no entendía por qué aún vestía con esa larga capa negra, por qué la llevaba encima, esa era la capa que la mantenía aún siendo un miembro más de la guardia de los Volturis.

¿Por qué continuaba vestida de esa manera? ¿Acaso ella iba a volver a Volterra?, no, no podía volver por ningún motivo y menos sola. Ella no debía volver.

Volví a la realidad cuando por fin ella volvió a hablar, pero esta vez se notaba que estaba más tranquila.

-Buenas noches a todos, lamento venir tan tarde- rió para sí mirando a Emmett.

-No te preocupes hermanita, ya sabes que ninguno de nosotros a dejado el insomnio últimamente. -Emmett contestó con una carcajada.

-Bueno como prometí, he venido a hablar contigo Edward. - Escuchar mi nombre salir de su boca era algo de lo que jamás me cansaría. Solo en ella sonaba tan majestuoso.

Bueno será mejor ir a cazar dijo Carlisle y todos salieron de la casa, no sin antes abrazarme y decirme que me querían. Necesitaba más que nunca esas palabras de apoyo, y ellos bien lo sabían, por dentro estaba hecho añicos, y estaba tan nervioso que a penas y sí me podía mantener en pie.

Solo cuando estuvimos solos fue que me armé de valor para mirarla de nuevo y para hablar. Pero antes de que pudiera decir cualquier cosa ella comenzó.

-Bueno Edward. He venido a cumplir con mi promesa, hay muchas cosas que tienes que tener claras de mí.

-Bella, yo te conozco, no necesitas decir nada.

-No Edward, me conocías, pero ya no, han pasado muchas cosas, y yo he cambiado muchísimo en estos años.

-No es así, yo sigo viendo a la misma mujer que me deslumbró, que me deslumbra y que me deslumbrará eternamente. – La miré tiernamente, ella tenía que comprender que le estaba diciendo la más pura y santa verdad, para mí ella era eso, mi amor, mi razón y todo lo que me hace vivir. Pero en cambio ella giró el rostro y miró hacia un punto ciego, con la clara intención de reusar mi mirada.

-No, sabes bien que desde que me transformé en vampiro me he convertido en otra persona, Edward, ahora soy una maldita asesina cruel, despiadada, en mi ya no hay ni un poco de la bondad que tenía cuando me conociste, ni amor ni respeto hacia nada. Tienes que darte cuenta de eso.

-Yo sé que no lo hacías por voluntad propia.

- Es cierto. Solo seguía ordenes y las cumplía sin siquiera preguntar si estaba bien, o si era lo correcto o incluso él por qué. Esto es lo que soy. Esto es lo que tengo para ofrecer.

-No amor, tu eres mucho más que eso. – Me dolía ver la manera en que ella hablaba de sí misma, jamás me perdonaré por haberla dejado en las manos de Cayo sin haber luchado por traerla conmigo de regreso aquel día.

-Durante estos años solo he sido una esclava más, no sé cuantos han muerto bajo estas manos. –Las cerró en puño. -Soy asesina, una maquina de muerte, Edward, soy peligrosa en muchas formas, tanto como para esta especie como para los humanos. Perdí mi alma. –Sus ojos se bañaron de tristeza. Y yo quise con todas mis fuerzas que ella no tuviera razón en sus palabras. Solo por ella yo quería creer que nosotros si teníamos un alma, que quizás algún día las puertas del cielo se abran para seres como nosotros.

-Edward, esto es lo que soy. ¿Acaso no entiendes lo peligrosa que soy para ti y tu familia o aún peor, para todo aquel que me rodee, que incluso pude haber sido peligrosa para mi propio padre si aun estuviera con vida?.

-Mi amor a mi no me importa lo que eres o lo que hayas sido, solo sé que te amo y solo con eso me basta y estoy seguro de que jamás le hubieras hecho daño a tu padre. – Di un paso en su dirección, por ahora eso fue lo único que mi cuerpo inútil ante ella me permitió hacer, poco y nada había alcanzado leer de los pensamientos de Demetri, pero yo sabía que él ya le había explicado la muerte de Charlie.

-Pero Edward, me volví alguien cruel. Dañina.

-Si fueras tan cruel como osas decir, no hubieras sufrido cuando decidiste darle paz al alma de Demetri. Ni habrías convencido a Heidi y a Félix de hacer su propia vida. Con ello demostraste que aun hay bondad y amor en ti, no solo tus ojos lo dicen, sino todo en ti, tu esencia es algo que jamás se irá, y toda tu aura la irradia. Puedo verlo.

Ella me miraba incrédula, como si creer en mis palabras le resultara algo imposible. Como si Bella temiera que yo la odiara, o aún peor, como si creyera imposible mi amor incondicional por ella.

-No lo sé, puede que eso este enterrado en lo más profundo de tu ser, pero aún estás aquí, eres y serás la mujer de la que yo me enamoré. Por favor –Casi le rogué. –Mírate a ti misma, mírate más allá de esa capa que traes puesta.

Bella agachó la vista y se miró a sí misma por primera vez. Una pequeña pero breve sonrisa se forjo en la comisura de sus labios. La volví a mirar a los ojos, esta vez mi cuerpo consiguió moverse aún más. Por lo que tomé su rostro en mis manos. –El rose de su piel me provocó tantas sensaciones en mi interior.

-Tu esencia no ha muerto, es más tu sacrificio por nosotros demuestra que aun estás de parte de los buenos mi Bella. Solo tuviste que hacer lo que te ordenaban, solo eso. –Acaricié su mandíbula, extrañe que su piel fuera tibia, pero no demasiado, ella era cálida para mí en otra manera diferente así como yo ahora lo soy para ella. –Jamás me perdonaré que por mí tuvieras que elegir esa vida. Pero aún puedes ser la niña de la cual estoy enamorado.

Esta vez fue ella quien acunó mis manos entre las suyas.

-¿Edward tu puedes amar a un monstruo?. –Las palabras salieron con dolor. Me reí ante lo ridículo que todo esto sonaba. Como si ella no se hubiera enamorado de uno también.

-Sí, y la amo más que nunca. ¿O acaso no te acuerdas de una humana que se enamoró de un monstruo y solo dijo que no le importaba que no fuera humano, que daba igual lo que fuese?.

Me tranquilicé cuando sentí que su cuerpo y su expresión se relajaban, me maravillé con el brillo que sus ahora dorados ojos recuperaban. Ni un solo rastro de la sombra que los cubrían anteriormente quedaba ya.

-Con que de eso se trataba… Bella quiero que estés conmigo, te amo, te adoro, sin ti no soy nada. Te necesito tanto como no tienes idea, a mí tampoco me importa lo que seas, a mí también me da igual y nada en este mundo si tú no estás a mi lado tiene sentido, por favor entiéndelo.

-Pero Edward…

-Pero nada Bella, no veo obstáculo alguno que nos impida ser feliz, al menos que si tu no me quieres yo lo entenderé y no seguiré molestándote más. Te lo prometo. Esta vez será tu elección, serás tú la que decida nuestro futuro.

Ella se alejó un poco de mí, y eso me asustó en un comienzo, pero luego me sonrió con la alegría en los ojos y se puso firme frente a mí.

-Esta es mi decisión, esto es lo que vine a decirte.

Sus ojos no dejaban de mirarme, y yo nada más esperé por sus palabras. Con miedo, sí, pero con más esperanzas que antes también.

-Edward, llegó la hora de que te diga todo lo que me guardé estos años, todo lo que anhelé decirte. Tienes que saber que eres lo que más amo y amaré en esta vida y en las que sigan si es posible, no puedo estar sin ti por más tiempo, tú nunca has dejado de ser el amor de mi vida y de mi existencia. Siempre te he pertenecido, no hubo momento en que no pensara en ti, fuiste mi sueño y presente todos estos años.

Bella hablaba como si hubiera estado ahogada por soltar esas palabras, como cuando explotas y sueltas todo lo que tienes en mente sin importarte lo que pase a tu alrededor. Yo por mi parte había dejado atrás mi pesimismo, y disfrutaba con cada sílaba, con cada frase y palabra que ella me estaba diciendo. Ansioso por abrazarla y besarla. Pero antes de que pudiera hacerlo la dejaría terminar, se lo debía y aún más yo también deseaba terminar de oírla.

-Solo quería que entendieras lo que fui hasta ahora. Solo necesitaba saber si aún así me querías. Solo eso me bastaba para quitarme esta capa, para quitarme este peso de los hombros.

-Te amo tontita, y eso no tiene remedio.

10 comentarios:

♥yuri♥ dijo...

mi angyyy muaskkk nna buenisimo se me salio una lagrima lo confieso:P
voy a extrañar este fic!!!!!!
muaskkk linda

Wendolin dijo...

Angy¡¡¡

Guauh¡¡¡

Me encanto, gracias x escribir...por tu imaginacion...por tu tiempo....y desvelos ...claro¡¡

Te mando abrazos tipo jake....

Ada Cullen dijo...

POOOOOOOOOOOOOOOOOOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
ANGYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
SI QUE ME ENCANTOOOOOO.... SI ME GUSTO MUCHO ESTA HISTORIA SE QEU AUN NO ACABA PERO ME HAGO A AÑL IDEA SI NO ESE DIA LLORARE ... LO JURO POR MIS COLMILLITOS.....
ME ENCANTA QUE A PESAR DE HABER SIDO UNA VOLTURIS DE ALGUAN FORMA CONSERVO SU PARTE CULLEN Y SU PARTE SWAN ... MMMMMM Y JAKE QUE PITOS..... NO SE ENTRERA DE SU REGRESO???
ASAAAA LAS AMOOOOO
NALLA ESPERO NOS PODEMOS VER MAS TARDE EN EL MSN
TE AMOOOOO NO LO OLVIDES

Anónimo dijo...

nena cullen: me encanta angy yo quiero uno asin me lo mandas por correo ajjjja ya fuera guasa preciosa esta genial y muy lindo muchos supiros de chocolate para ti angy un beso

franni dijo...

simplemente fantastico!!!!
esta genial... que lindoo
es el amor,,,
felicidadesss angi.. te quedo hermosooo snif snif

Patricia dijo...

hay q super por fin van a estar juntos, me encanto este capi , felicidades t quedo genial.

zenni dijo...

Mi angy, pola... Esta historia les a quedado hermosa son el duo dinamico. La verdad que hacen un buen equipo trabajando juntas... En verdad q me da mucho pesar q ya llega a su fin.

diana dijo...

hayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii por finnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn estoy loca de contentaaaaaaaa

·daniela· dijo...

Me encanto!
Por fin juntitos de nuevo xD

Me alegra saber que habra secuela (aunque aun no lei de que va a tratar :D)... siempre estoy dispuesta a leer las continuaciones a los fics que leo =D

Besotes

Neny W Cullen dijo...

haaayyy niñas!!!
Qu buen capitulo...rayos me atrase demasiado con las lectras pero que buenas sorpresas me he encontrado :D
jajajaj
Besos grandes!!!

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total