domingo, 18 de julio de 2010

Cap. VI – Regreso a Forks

N/A: Bueno chicas, comienzo con las actualizaciones de nuevo, la verdad es que ya tengo bastante avanzado Hombre de Alquiler :) sisiisis !! Bueno a continuación les dejo un estracto del mail que recibimos Pola y yo de la Autora, Noe76. P.D: El miércoles estoy de cumpleaños *.* jajaja paso el aviso. Besitos!!

"Acabo de pasarme por el blog, hacía bastante tiempo que no tenía tiempo para hacerlo y me he encontrado con un montón de comentarios en la historia...

Como sabes, ésta es la primera vez que una de mis historias se publica en un sitio que no es FF así que, no se muy bien como va esto, pero realmente me gustaría que le dieseis las gracias en mi nombre a todas las chicas que han dejado sus comentarios. Me hace muy feliz ver que la historia está gustando y me quisiera agradecerles a todas sus palabras... ¿te parece bien?"

La Caja Roja

Entre Alice y Esme organizaron el viaje. Compraron los billetes de avión a Seattle y alquilaron un par de coches allí. El avión salía en dos horas y tendríamos unas seis horas de viaje por delante.

Nadie me dijo nada durante todo el trayecto, al menos en voz alta. Sus comentarios silenciosos, sólo audibles para mí, eran una tortura.

Alice intentaba indagar en el futuro de Bella y después de casi una hora sin resultados, cambió de objetivo. Creía poder ver lo que le pasaba a Bella a través de Charlie. Gracias a Dios no veía que la situación cambiase en las próximas veinticuatro horas, pero dado que era el futuro de Charlie, no el de Bella, no me sentía totalmente tranquilo.

Carlisle y Esme pensaban en su hija humana. Ellos consideraban a Bella parte de la familia y yo sabía lo mucho que les dolería si no llegábamos a tiempo.

Emmett recordaba todas las veces en las que le había tomado el pelo a Bella por ser tan patosa. En la mayor parte de sus recuerdos ella tenía las mejillas de un hermoso color rosado. También pude verla reír en sus recuerdos. A pesar de ser el blanco de sus bromas Bella realmente disfrutaba de su compañía.

Rosalie pensaba en cuál sería la mejor forma para explicarle a Bella que no la odiaba, que sólo sentía celos de ella por ser humana y que le dolía ver lo dispuesta que estaba a perder su humanidad para estar conmigo.

Jasper estaba fatal. Podía sentir el nerviosismo y la pena en todos nosotros, trataba de canalizarla y no permitir que le afectase demasiado, pero era casi imposible. Aún en medio de ese sentimiento de dolor y pena, él trataba de tranquilizarme "Llegaremos Edward, pronto estará contigo".

El viaje en avión se me hizo largo, pero el de coche fue eterno. Cuanto más se acortaba la distancia, más parecían alargarse los segundos.

Nos dirigimos directamente al hospital. Carlisle preguntó en recepción por el Dr. Gerandy y en cinco minutos apareció allí. Carlisle y Esme le siguieron a su despacho y nosotros nos quedamos en la sala de espera.

—No lo soporto más -les dije- tengo que verla. Me dirigí al mostrador de recepción y le pregunté a la enfermera en qué habitación estaba Bella. Tan pronto me dijo el número, volví a junto de mis hermanos.

—Quedaos aquí, por favor, necesito verla a solas -les pedí.

—Está bien Edward. Enviaremos allí a Carlisle y a Esme en cuanto vuelvan -el plan de mis padres era hablarle al Dr. Gerandy de una nueva terapia que estaba dando magníficos resultados en un hospital de Houston. Tenían la esperanza de que el doctor les ayudase con Charlie, para convencerle de intentar esa terapia y que pudiésemos sacar a Bella del hospital sin levantar sospechas.

Tomé el ascensor y presioné el botón de la cuarta planta. Al salir, giré hacia la derecha y presté atención. Era su corazón. Reconocería ese sonido en cualquier parte a pesar de ser mucho más débil y con un ritmo mucho más lento a lo que estaba habituado en Bella. Sin embargo sabía que era su corazón, tenía un sonido especial, único.

Abrí la puerta. Lo primero de lo que fui consciente fue de su olor. Su propio olor, ese olor a fresias y lavanda que me volvía loco se había debilitado hasta casi desaparecer. Lo que podía oler ahora eran los químicos que utilizaban en su tratamiento. Era un olor mucho más fuerte y enmascaraba, casi por completo, su aroma natural. También pude oler al perro, su apestoso olor estaba por toda la habitación. Pude encontrarlo en la puerta, en el sillón que había en una de las esquinas de la habitación, a los pies de la cama de Bella, en sus manos, en su pelo...

—Bella... -susurré mientras apartaba un mechón rebelde que le caía sobre la frente. Tenía el pelo más corto, no mucho más largo que el mío. Extrañé tanto su sedosa melena...- amor, estoy aquí. Te ayudaré. Sólo... sólo aguanta un poco más -le rogué.

Me quedé allí en silencio, a oscuras -no es que encender al luz fuese a cambiar mucho las cosas para mí- sólo el ruido de la máquina que controlaba sus latidos y el goteo del suero rompían el silencio. Ella estaba tan callada, tan quieta... Un escalofrío me recorrió "Como si estuviese ya muerta" -pensé. Pero no, su corazón latía, y yo ya estaba a su lado, no iba a permitir que nada le pasase.

Estaba tan pendiente de ella, del sonido de su corazón, de ver como su pecho subía y bajaba con cada respiración, que no me di cuenta de que alguien había entrado en la habitación.

—¡Tú! -oí gritarme a alguien- ¿qué demonios haces aquí, chupasangres? -genial, de todas las personas que podían aparecer en esta habitación tenía que ser él, el perrito.

—Hola Jacob -contesté sin apartar mi mirada de Bella.

—¿Vienes a contemplar tu obra? -me preguntó sarcástico.

—Jacob, a lo que no he venido es a pelear contigo, y mucho menos en la habitación de un hospital. De hecho, tengo mucho que agradecerte -aunque yo era sincero, realmente odiaba el tener que darle las gracias. Yo debería haber estado ahí para protegerla, pero no estuve...

—No permitiré que le hagas nada -dijo furioso.

—¿La permitirás morir Jacob? -le miré- Te has dedicado a salvarla todo este tiempo ¿la dejarás morir ahora?

—La prefiero muerta antes que verla convertida en algo como tú -aseguró, tratando de controlarse, temblaba de pies a cabeza.

—Sé que no esperabas encontrarme aquí Jacob, y comprendo tu furia, pero no creo que éste sea el mejor lugar para luchar ¿verdad? -le dije intentando calmarle-. Además ella es la que tiene la última palabra en todo ésto Jacob. Pienso respetar sus deseos, sean cuales sean -el chucho salió corriendo.

Permanecí al lado de su cama durante un cuarto de hora sin apartar la vista de su rostro. Daría mi vida porque ella abriese sus ojos para poder perderme en ellos como me gustaba hacerlo antes. No solté su mano ni un sólo segundo, ni siquiera cuando Charlie entró en la habitación.

—¿Jake? -preguntó. La habitación estaba a oscuras, eso no era ningún impedimento para mí, pero claro, él no tenía mi vista, él era sólo humano.

—No, Charlie, soy Edward -le dije casi susurrando. En su mente empezó a insultarme aunque intentaba guardar las formas dado que estábamos en un hospital. Los insultos de Charlie no me ofendían, los tenía más que merecidos.

—¿Y se puede saber que demonios haces aquí, Cullen? -no levantó la voz, pero la rabia resonaba en ella, estoy seguro de que me hubiese matado, o intentado al menos, si tuviese su arma con él.

—Mis padres están con el Dr. Gerandy, Charlie -empecé a decirle.

—¡Para ti soy el Jefe Swan! No te atrevas a volver a tutearme, muchacho -lo irónico de todo esto es que yo era el vampiro centenario, si aquí había algún muchacho era él, pero también entendía su ira y su frustración.

—Lo siento Jefe Swan -intenté tranquilizarlo-, como le decía, mis padres están hablando con el Dr. Gerandy. Probablemente le llamarán en unos minutos -en realidad yo ya sabía que mis padres venían de camino para hablar con Charlie.

—No tengo nada de lo que hablar con vosotros. Suelta la mano de mi hija y sal... -en ese momento entraron el Dr. Gerandy seguido por Carlisle y Esme.

—Buenas noches Charlie -le saludó el Dr. Gerandy. Mi padre le tendió la mano para saludarle pero Charlie sólo se quedó mirándola sin decir nada. "Se va a poner difícil ¿eh?" -pensó mi padre, yo sólo pude rodar los ojos. Esme se había acercado a mí y ahora estaba a mi lado, mirando a Bella "Es tan hermosa..." pensó mi madre.

—Charlie, el Dr. Cullen ha venido a comentar conmigo una nueva terapia que están llevando a cabo en Houston. Cree que podría ser útil en el caso de Bella -todos los insultos mentales que provenían de la mente del Jefe Swan se pararon en el mismo instante en el que escuchó el nombre de su única hija.

—¿Una nueva terapia? -dijo Charlie- ¿y qué probabilidades hay?

—He de serte sincero Charlie -dijo el Dr. Gerandy- sabes cuál es el estado de Bella. No hay muchas esperanzas, pero desde luego las probabilidades aumentan. Quizás podamos ganar algo de tiempo.

—Ya sabe lo que nos pidió Bella -le contestó.

—¿Lo que pidió Bella? -pregunté yo.

—Ella no quería pasar por más tratamientos -dijo- además, ¡a ti que te importa! Tú te fuiste ¿no? ¡Pues deja que sea yo quien se preocupe de mi familia!

—¿Y por qué no se lo preguntamos a ella? -dije- ¿No podrían quitarle la sedación y que ella decida? Jefe Swan ¿podría vivir si ella llega a morir ahora, sabiendo que hay una posibilidad de que se recupere?

—Dr. Gerandy ¿usted qué opina? -preguntó Charlie.

—Podemos despertarla -le contestó- plantearle la situación y que ella decida.

—Está bien -Charlie suspiró- despiértela.

—¿Puedo quedarme? -le rogué.

—Si por mí fuera, te echaría a patadas de aquí -contestó- pero sé que ella será feliz si te ve.

—Gracias -le dije- muchas gracias, Jefe Swan.

El Dr. Gerandy retiró la medicación que mantenía sedada a Bella. Los minutos que siguieron hasta que abrió los ojos me parecieron eternos. Sólo podía escuchar a mis padres pidiéndome paciencia y calma.

Bella parpadeó una vez, parecía que sus párpados pesaban muchísimo, le costaba mantener los ojos abiertos. Tras varios intentos fijó su vista en su padre.

—Hola papá -le dijo en un susurro.

—Hola Bells -contestó Charlie con una sonrisa-. Cielo, tenemos que hablar contigo -Bella había mirado a su alrededor y mantenía sus ojos fijos en mí.

—¿Tanto he empeorado? -preguntó ella frunciendo el ceño, y ahí estaba, esa arruguita en forma de V entre sus cejas. Deseaba tanto acercarme y borrarla con mis dedos...

—¿Por qué crees eso cielo? -Charlie acariciaba la mejilla de su hija.

—Vuelvo a tener alucinaciones, papá -dijo triste- y ahora son aún peor, no sólo veo a Edward, también veo a Carlisle y a Esme... -mi madre le sonrió y acarició su mejilla suavemente.

—No son alucinaciones Bella -le dije con una sonrisa- estamos aquí -Ella se quedó mirándome con una expresión incrédula en su cara, para girarse a mirar a su padre después de unos segundos. Podía verse la pregunta en su mirada, ella quería que su padre le confirmase si realmente estábamos allí o no.

—Bells, hija -le dijo Charlie serio- no son alucinaciones. Ellos están aquí -Bella volvió a mirarme y esbozó una tímida sonrisa. En ese momento se llevó una de sus manos a su pelo y dibujó en su rostro una expresión de disculpa.

—Crecerá -le aseguré.

—No lo hará -me replicó.

—Eres tan testaruda... -le dije.

—Bella -la llamó Charlie-. El Dr. Cullen ha venido para hablarnos de una nueva terapia que están experimentando en un hospital de Houston.

—¿Una nueva terapia? -preguntó, para a continuación soltar un suspiro cansado-. Papá, ya habíamos hablado de ésto -intentó incorporarse un poco- no quiero pasar por más tratamientos, no van a evitar que me muera, sólo lo retrasarán...

—Bella -la interrumpí- realmente creo que deberías escucharnos. Sólo déjanos explicarte y una vez que lo sepas todo podrás decidir ¿si?

—Papá -Bella miraba a Charlie- ¿podéis dejarnos solos? -le pidió mientras me miraba.

—Claro hija, ¿estás segura? -Charlie no estaba muy conforme con ello, pero podía ver que no iba a negarle nada a su hija en aquel momento.

—Sí papá, estoy segura -le confirmó- por favor.

Todos salieron de la habitación es ese momento. Mi padre me advirtió, sólo para mí, "no permitas que se agote Edward, está muy débil", yo sólo asentí en respuesta.

—¿Qué me he perdido? -preguntó. Echaba tanto de menos ésto, esta sensación de no ser capaz de ocultarle nada...

—No es nada, sólo me recordaba que debes descansar.

—¿No es lo que llevo haciendo los últimos...? espera ¿Cuánto tiempo llevo sedada?

—Dos semanas Bella.

—Bueno, entonces creo que he descansado bastante ¿no te parece?

Yo sólo pude sonreírle. Acerqué mi mano lentamente a su mejilla, para acariciarla. Tan pronto como la toqué, ella cerró sus ojos y suspiró -No sabes cuánto lo he echado de menos- me confesó. Pasé mis manos por sus párpados, por sus ojeras, acaricié la punta de su nariz para terminar rozando sus labios con mi pulgar.

—Supongo que Ángela te ha entregado la caja ¿verdad? -me preguntó.

—Si, hace tres días, ése es el tiempo que llevo leyendo tus cartas.

—Éste es el motivo por el que le pedí que no te la diese hasta que yo hubiese muerto. Te sientes culpable.

—Si y no, Bella. No me siento culpable del hecho de que estés enferma, tengo claro que yo no he tenido nada que ver en eso. Y sí, me siento culpable, porque si yo hubiese estado aquí, lo habríamos descubierto a tiempo.

—No quiero tu lástima, Edward -me dijo firme.

—No es lástima lo que siento, Bella -le aseguré.

—Entonces, ¿qué es lo que sientes?

—Amor, Bella, lo que yo siento por ti es amor. Tenías razón Bella. Me fui porque temía herirte. Yo sólo quería una vida normal y feliz para ti -las lágrimas se agolpaban en sus ojos-. No llores, mi Bella. Siempre estaré aquí.

—Yo no -me dijo triste.

—Sí, si te tratas -le contesté.

—¿Una nueva terapia? -me dijo- ¿Qué terapia?

—Cullenterapia -le susurré, sabía que ella entendería a qué me refería.

—No -me contestó seca, y no pude evitar que el dolor que sentía por su negativa se reflejase en mi rostro. Ella no quería estar conmigo-. No podría vivir eternamente sin ti, eso sería peor que morir, créeme, ya lo he vivido.

—¿Y quién te ha dicho que tengas que hacerlo? Me refiero a vivir sin mí.

—No te obligaría a estar conmigo eternamente Edward. Menuda condena.

—Saca ya los grilletes, quiero empezar a cumplirla ahora mismo -le sonreí-. Bella, yo te amo, siempre lo hice, y siempre lo haré. No volveré a marcharme, te lo juro -acerqué mi cara a la suya, pidiéndole permiso con la mirada, ella se acercó más a mí y yo le dí un pequeño beso-. Mi Bella..., sólo, sólo piénsalo ¿si? Te sacaremos de este hospital y en unos días todo habrá terminado...

14 comentarios:

Ada Cullen dijo...

Ah!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Cullen power!!!!
yeah!!! Siiiii Ed reclama lo que es tuyo... Bella acepta acepta acepta mensaaaa que bellloooooooo me gusta mucho este fic .. sabes que esperaba la a ctualizacion gracias angy

Anónimo dijo...

AAAAAAAAA NO PUEDE SER!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
TU NOS ODIAS Y NOS ODIAS MUCHISIMO SI NO LO HICIERAS COMO ES POSIBLE QUE NOS HAGAS ESPERAR UNA SEMANA POR ESTE SUPER FIC QUE MALA SOS!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Ahhhhhhhh que lindo.
Dios mio, Bella acepta. El es todo lo que tu quieres.
Lo que mas me encanto fue que Edward nunca solto su mano ni cuando estaba el chucho y el Jefe Swan jajajaja..
Esta vez no te tardes por fa. Todos queremos saber que pasara despues. Por fa, no seas cruel.

Atte Mary 100% Twilight

mariana dijo...

diosss hoy empece a leer esta historia y como he llorado por favor no me hagas llorar mas que bella acepte la culleterapia espero leerte pronto me encanta tu blog ya voy a leer todas tus historias saludos y besoss

zenni dijo...

Muy buena historia de verdadn la escritora....la ha hecho muy bien...Me gusta mucho su trabajo

Betss dijo...

Siiii!!
Espero Bella este lo suficiente lucida para decir q SI!
Gracias por la actualizacion nos tienes super pendientes y con todas las historias, escribes super TKS.

diana dijo...

hay siiii!!! porfinnnnn """ se vieronnn me encantaaaaaaaaaaaaaa

Lilis dijo...

No puede ser, ahora tengo que esperar una semana más para conocer lo que pasa. Me encanta y me conmueve eatá historia, sigue adelante, pero no seas malita no nos hagas esperar tanto, tienes gran talento sigue explotándolo.

diana dijo...

esta quedando super hermosa pero tengo ganas de llorar :( el capitulo pasado si llore no se porke ojala bella se salve :) esperando con ansias el siguiente luness

Anónimo dijo...

nena cullen: dios angy dile a noe que esta precioso me encanta asta yo me dejaria poner los grilletes por edward jajajaja un beso mi niña y muchos suspiros de chocolate para ti mi angy

Beth dijo...

YO LA MATO!!! Tanto insistir para que la transformen y ahora se echa atrás. Es que me la cargo...
Besos

Anónimo dijo...

Me encanta esta historia... no canso de leerla una y otra vez.. ya casi me la se de memoria...jajajaja... eri seca te felicito...cariños... Laura

Anónimo dijo...

wow ke triste historia la estoy leyendo por primera vez y x coincidencia estoy escuchando la Nana de Bella y no he parado de llorar ya quiero leer los proximos capitulos de todas las historias. espero leerlas pronto.. pero esta es la mas triste y la de por culpa de mi alma wow felicidades chica eres muy buena escritora no tardes mmucho con los capitulos por favor y Mi nombre es Denisse.. oye y no puedo descargarlos para leerlos en mi iphone?=

Anónimo dijo...

Hola.! disculpa soy nueva en esta pagina estaba paseando x la web y xq estoy indignada de q la saga se acabe en AMANECER y ahora veo estas historias y queria saber como es esto soy nueva xD
supongo q soy tu lectora ams jover y x eso no entiendo muxo pero eses libros son creados x ti?? o son de STEPHANIE MEYER??? si son tuyos pues te felicito x tu creatividad y si son de STEPHENIE MEYER te doy las gracias x encontrrarlos... espero pasiente tu respuesta... agregame en el facebook como alibb8@hotmail.com o enviame un mensaje xfavor lo antes posible me encanta leer y AMO esa saga :P
espero pasiente una respuesta atentamente ALISON

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total