viernes, 9 de abril de 2010

Capítulo 6: La amo, no puedo evitarlo

N/A: Ok son las 12:34 y yo aún no me baño ni nada y debería estar saliendo para la universidad, pero decidí dejar el capítulo listo antes de irme. Las amo!!! Estoy mega atrasada y tengo que volar a la U!!! Se supone que entro a las 1:3o a clases!! y me demoro mucho en llegar a la u :S . Que el retraso valga la pena! quiero comentarios!!

Dueños del Destino

Jacob Pov

Cuando oí su grito no pude evitar apurar el paso. Ella de seguro estaba asustada y yo necesitaba protegerla. Estaba muy internada en el bosque, no era seguro para nadie, ni siquiera para un hombre encontrarse solo y encima perdido en este enorme bosque. No solo por que pudiera encontrarse con algún animal hambriento si no que algún forastero mal intencionado podría haberla encontrado antes que yo.

En cuanto la divisé ella corrió a mis brazos con los ojos inundados en lágrimas. Sinceramente agradecí no tener que ser yo quien corriera a abrazarla, era lo que más deseaba hacer pero hubiera sido correcto si yo lo hiciere.

-¡Jacob!. –El tono de alivio en su voz me tranquilizó.

-¡Bella!, ¿Te encuentras bien?. –La alejé un poco de mí para poder revisarla, ella solía caerse mucho, por lo que mi preocupación principal era ver si no estaba herida, y la miré detenidamente para asegurarme que no había sufrido ningún daño. Luego de comprobar que no había daños aparentes la volví a abrazar, y ella volvió a llorar pero su llanto no se oía como si fuera de miedo. De seguro había estado muy asustada, la apreté más fuerte contra mí.

-Me perdí. Soy una tonta, me perdí. –Ella aún estaba nerviosa. Y sus sollozos me estremecían.

-No Bella, no eres tonta, y tranquila ya estoy aquí. –Quería darle calma, no soportaba verla sufriendo de esa manera, ni culpándose por algo que a cualquiera podría haberle pasado.

Ella se aferró aún más a mi cuerpo y me sentí cómodo con su contacto, podía sentir el olor dulce de su cabello inundar mi nariz.

-¿Pero cómo fue que llegaste a internarte tanto en el Bosque?.

-No lo sé, no lo sé, quería irme a casa, pero estaba todo muy nublado, tenía frío y aun estaba segada por la rabia por la pelea con Edward, solo llegué aquí. –Aún tenía ganas de darle una paliza al estúpido de Edward por haberla dejado marcharse sola, pero eso lo arreglaría con él después, ahora solo importaba Bella.

Me permití acariciarla, pasando mi mano por su delicada cabellera con la esperanza de que algo de su olor se quedara en mis manos, en más de una ocasión me permití rozar mi mano con su mejilla, su piel tan suave me tenía fascinado. No podía evitar que mi corazón se acelerara, a pesar de la situación me sentía feliz y agradecido por no tener que fingir que ella no me preocupa. A pesar de sentirme culpable por mi felicidad de estar con ella aquí. Solo ella y yo.

-Tenía tanto miedo, tanto. –Me preocupaba que aún llorara, pero la dejé hacerlo, no intenté calmarla más, ella tenía que sacar toda esa angustia no le haría bien quedarse con ella adentro.

Al cabo de un rato sus sollozos comenzaron a calmarse y se hicieron menos constantes hasta que pararon por completo, deje a mis manos tomar su barbilla y que mis dedos acariciaran su rostro, no pude evitar que mis ojos se humedecieran, esto superaba todo el contacto que alguna vez imagine poder tener con ella. Con mi mano alcé su rostro hasta poder mirarla bien, la ternura que me causaban esos ojos era irreal, reprimí el impulso de besarla. Solo me podía permitir mirarla un momento más. Solo un momento más.

-Estaba tan preocupado por ti Bella, creí que te había pasado algo. –Sentí como un dolor en mi pecho se clavaba dando punzadas fuertes en el. Ante la impotencia de no poder dejar que mis labios tocaran los suyos la humedad de mis ojos dio forma a una lagrima que deje caer por mi rostro, no quería soltarla por lo que dejé que la lágrima cayera hasta terminar su curso natural en la comisura de mis labios.

-Estás bien… -No pude terminar la frase y el impulso de sentirla más cerca me dominó.

Se sentía tan bien poder estar con ella así, sin tener que fingir, sin tener que preocuparme por que ella mal interpretara mis sentimientos, solo esperaba que ella no se diera cuenta que la amaba, yo era consciente de que solo podía optar a tener una amistad con ella. Y me había resignado a eso.

La mantuve abrazada por más del tiempo que debía ser correcto, mientras que los latidos de mi corazón disminuyeron, tratando de volver a su regular palpitación. Así estuvimos hasta que la sentí temblar. Había olvidado el frio que hacía, la solté un instante para poder mirarla y asegurarme que estuviera bien, ya la había mirado antes, pero podía ser posible que algo se me hubiera pasado, fue entonces cuando me di cuenta que ella no llevaba una chaqueta encima.

Me quité mi gruesa chaqueta que llevaba puesta y se la puse a ella, tener que separarme ese instante de ella fue doloroso, pero no duró mucho porque la volví a abrazar.

-Te vas a enfermar Jake. –No era algo que me preocupara, pero de todas maneras agradecí que ella se preocupara por mí.

-No te preocupes por mí. Lo importante es que tú has estado más tiempo expuesta a este hielo que yo. No quiero que enfermes. –Era cierto, quien sabe cuánto tiempo ella estuvo temblando y yo por la emoción de tenerla conmigo no lo había notado.

-Gracias. –La voz de Bella se escuchaba bajito, ella me estaba mirando pero sus ojos se desviaron directo a mis labios y entonces comprendí que no era el único que estaba reprimiendo el deseo por besarla. Sentí como mi sangre se venía directo a mi cabeza, y como me estaba ruborizando.

Mis manos estaban temblando inseguras, pero ya no quería reprimirlas, por lo que las deje subir hasta su rostro, la tomé de nuevo de la barbilla para dejar su rostro a la altura de mi cara, tuve que encorvarme un poco para estar a su altura.

Dejé que mi rostro se acercara peligrosamente al suyo, ya no pude evitarlo más, el calor de sus labios actuaba como un imán que pedía a gritos unirse a ellos. Sentí como mi corazón se volvía a agitar y entonces me rendí. Temí por su rechazo, pero ese temor no fue suficiente para alejarme de ella.

Mis labios estaban en contacto con los suyos y por un instante me sentí en el cielo. Nada más seguí mi impulso y me dejé llevar así como ella lo estaba haciendo. Un temblor involuntario se apoderó de mi cuerpo, era el temblor causado por los nervios, por la ansiedad, por la alegría, era la respuesta de mi cuerpo daba ante el cambio de temperatura, el frio que había sentido desde que le pasé mi chaqueta se desvaneció por completo en el mismísimo momento que vi que ella respondía mi atrevido impulso de besarla.

Sentí como sus manos rodeaban mi rostro, como se deslizaron por mi cuello para acabar con sus finos dedos enredados en mi cabello, cómo de su rostro volvían a caer lágrimas que no tenían ni una demostración de tristeza, sentí en su forma de besar la urgencia que yo también tenía. Ella no solo estaba correspondiendo mi beso, yo no había tenido muchas experiencias amorosas pero si que sabía reconocer un amor mutuo, y Bella me amaba tanto como yo a ella.

La alegría que este descubrimiento me produjo era solo comparable con la que había sentido en el momento que la había encontrado en este bosque a salvo. Yo me sentía fuera de lugar, estábamos cometiendo la peor de las indiscreciones, ella estaba engañando a su novio y yo a mi único amigo en este lugar.

Pero la culpa la dejaría para después, no quería soltarla jamás, pero sabía que en algún momento tendría que dejarla libre, por lo que aprovecharía este momento el máximo de tiempo que se pueda.

Me dejé llevar por el ritmo de sus besos, por el sabor dulce de ellos, por el calor que subía por mi cuerpo, y me permití tomar con mis manos su blanco rostro y la atraje hasta mi, dejando en claro mi deseo por ella.

Ya no podría reprimir las ganas de estar siempre con ella, estaba dando un paso adelante, y volver a la relación de amigos que simulaba tener con ella sería imposible. La amaba y ella estaba demostrando que esta locura era compartida.

Oí voces acercándose y caí en la realidad de golpe, fue doloroso despertar de este maravilloso sueño y ver que no éramos dueños de esta felicidad.

Instintivamente nos separamos el uno del otro, su aliento ya no se sentí a dentro de mi boca, el calor de su cuerpo ya no abrigaba al mío y sus manos ya no estaban en mi pelo. La separación fue extremadamente dolorosa.

Sentí vergüenza de mi debilidad, nunca nadie me había provocado tantas emociones juntas, estaba más que enamorado de Bella, y ella tenía novio, mi amigo.

Me sonroje pero no por la vergüenza esta vez, sino por la rabia que tenía conmigo mismo. De que lucharía por tener a la mujer que amaba, pero acosta del sufrimiento de otros, a costa de la más baja de las traiciones.

Me quedé paralizado al darme cuenta de lo que estaba pensando, de lo que había hecho y de lo que pensaba hacer. Yo no era así. Estaba anonadado y por un instante olvidé todo, incluso como respirar. Trate de que mis pensamientos y mi cabeza se enfriaran y se calmara.

-Bella… yo… - Ella no me dejó hablar, a cambio me habló ella a mí.

-No me digas que lo sientes, por favor Jake, no lo digas. –Jamás podría decirle que lo sentía, no lo haría porque simplemente esto sería algo de lo que nunca podría arrepentirme, era la único verdadero que había hecho por mí.

Su dedo índice estaba sellando mi boca. A través su dedo intenté murmurarle mis disculpas por siquiera haber pensado en que esto era un error. –No sé que me pasó… Perdóname.

Me sentí avergonzado ya que mis palabras no eran claras, y estaba permitiendo que ella pensara que estaba arrepentido. No fui capaz de seguir mirándola. De pronto las voces se sintieron más de cerca.

-¿Bella?.

-¿Amor estás por aquí?. –Reconocí la voz de Edward al igual que ella lo había hecho.

¿Cómo iba a poder mirar a la cara a Edward?. ¿Cómo? Si lo único que quería era volver a besar los labios de su novia otra vez.

Ella carraspeó su garganta y gritó para él pudiera encontrarla.

¿Acaso ella quería verlo?

-¡Aquí estoy! . Me dedicó una mirada de sufrimiento y entonces comprendí su incomodidad, nuestros “amigos” y su novio ya estaban cerca. Y Antes de que ellos se acercaran más solté la frase que me carcomía por dentro. Mi incliné hasta alcanzar su oído.

-“Te amo”.

Ella no me dijo nada, se quedó parada como si fuera una piedra, no tuvo tiempo de reaccionar.

Edward ya estaba frente a ella, la besaba y la abrazaba. Los celos me estaban comiendo vivo. No quería presenciar esto, necesitaba salir corriendo de allí antes que de hiciera algo estúpido.

Mis ganas de sacarla de sus brazos me estaban provocando un dolor no solo emocional si no que también físico.

Edward no estaba haciendo nada incorrecto, el intruso entre ellos era yo. No la haría pasar por una elección justo ahora. No era el momento.

-¡Oh Bella!, Perdóname por dejarte marchar.

Ella me miró de reojo y yo no supe que hacer, lo único a lo que atiné fue a retroceder instintivamente y a voltearme, no soportaba ver su cara pidiéndome que la rescatara de esos brazos que tantos celos me causaban.

Intenté alejarme de ella, no miré atrás en ningún momento, ya vería la forma de fingir si era necesario. Ahora todo dependía de ella. Yo ya estaba rendido a sus pies.

8 comentarios:

diana dijo...

hay hay me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! siiii me declaro adicta lo asumoooo pero no quiero ningun tratamientoooo quiero seguir asi por diosssssssssssssssss!!!!!va aunq el tratamiento para calmarme seria otro capi? jajajaj besitosssssssssss

yuri dijo...

buenisimo¡¡¡¡ mi angy me gustan los sentimientos de Jake por Bella.
aun asi yo soy TEAM EDWARD¡¡ =)
saludosss linda muassk

Ada Cullen dijo...

No se si comenzar con groserias o como aaaa lo unico es que aqui en mi casa todos escucharon angy porque me haces gritr tanto!!! me gusto mucho el besooo y lo de te amooo mierda se me hizo chinita la piel me matastesss !!! te amooo

paula lopez dijo...

aaaaaaaaaaahhhhhhhhhh,,..!!!
m encanto me encantoooooooooo
fue lo mas tierno del mundooo..
el es lo mas tierno de esta tierraaa...
si yo fuera bella sabes como dejo a edward y me voy con mi jacob no..? jajja
lastima q no lo soy,.pero buenoooo...
ese te amo de el...me derritio hasta lo mas interno...

me fascina el ficc..!!
quiero massss..jaa

besos enormes..!!

Anónimo dijo...

hay angy.....que dolor...tener que esperar hasta la proxima semana....por que?...pero suficiente haces...como para pedirte mas...solamente no dejdes de escribir y aunmentar mi adiccion.. si estoy locaaaaaaa...todos los dicen..pero soy feliz asi... espero mas de esta historia esta muy buena...y gracias por pensar en nosotras, pero no llegues tarde a tus clases...

zenni

zenni dijo...

ya tengo mi cuenta para hacer comentarios....asi que aqui me vas a tener dandote lata..jajaja

Angylito G. Cullen dijo...

Al fin zenni!!! jajajja te sigo :P a proposito como ya tienes cuenta abajito del blog hay una cosa que dice seguir :P

zenni dijo...

Ya esta....yo tambien te sigo...asi que cuenta con mis comentarios...espero tu publicacion de hoy...

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total