martes, 18 de mayo de 2010

Capítulo 10: Piezas del Rompecabezas I

N/A: Waaaa!!! no fui a la U, jajajja me auto hice la dormida, un día de descanso no le hace mal a nadie, les digo que dormí todo el día, luego vi pelis, recién me puse a escribir, y ni les digo, jajajajja como nunca se me hiso demasiado fácil escribir, y eso que hace día que tenía este capítulo en la mente y no había caso de que pudiera hacerlo. Hace bien descansar la mente parece. Besitos mis niñas. y Gracias por sus comentarios, me alegran los días.

Placenteros y Culposos

Bella Pov

La semana pasó rápido, y la salida organizada por Alice ya me estaba poniendo en extremo nerviosa, no se le ocurrió nada mejor que ir a una discoteque, desde cuando mi amiga se había vuelto tan desconsiderada conmigo, sabía bien que soy un fiasco bailando, que tengo cero motricidad y qué hablar de mi coordinación, me es imposible mover los brazos y las piernas al mismo tiempo sin caerme o sin dañar a alguien.

Pero bueno, iría, se lo había prometido, además no sería una obligación ir a la pista de baile, nada mas podía sentarme y mirar desde lejos como la gente normal baila al compas de la música.

Además no sería tan malo, Edward estaría a mi lado acompañándome, sería una buena oportunidad para saber un poco más de él, últimamente cada vez que hablábamos siempre terminaba sorprendiéndome, nunca creí que fuera un chico tan interesante, ni menos que tuviéramos tantas cosas en común, su gusto por la música clásica y por las novelas antiguas sin dudas eran puntos a su favor, nunca nos habíamos quedado sin un tema de conversación, era tan increíble que lo conociera hace tantos años y que jamás me haya dado cuenta que al igual que yo, Edward tenía un alma vieja.

Y no solo eso, con el paso del tiempo y de las noches que lográbamos pasar juntos me daba cuenta de que nuestros cuerpos se complementaban en exceso bien, como si alguien los hubiere moldeado de tal manera que estando juntos se sentía como si cada pieza de nuestros cuerpos fueran piezas de un rompecabezas que encajaban perfectamente.

Su cuerpo me estaba volviendo cada vez más adicta a él y por difícil que me resultara asumirlo, su personalidad era algo que me tenía casi tan adicta como su anatomía majestuosa. Estar con él era sumamente fácil, nunca lo imaginé.

Las tardes en que no tenía que trabajar las aprovechábamos para pasarlas juntos, ver alguna película o simplemente caminar.

Me había hablado de su familia, de cómo su padre estaba ausente por su profesión, de cómo su madre había tenido que dejar de trabajar para dedicarse a cuidarlo. Cosa que ella hiso gustosa, Esme, quien por cierto era un sol de persona -mi nueva suegra – había tenido que dejar su negocio como diseñadora de interiores cuando Carlisle, el padre de mi novio, había aceptado el trabajo como Director del cuerpo médico del hospital de Texas hace un par de años. Ahora con suerte lo veían un par de veces por mes cuando lograba tener un día libre. Esa era una pena que Edward guardaba en secreto, él lo extrañaba. Lo sé porque cuando lo nombre sus ojos se llenan de un brillo cálido pero a la vez muy triste, como si una sombra cubriera el hermoso color verde almendra de sus ojos.

La cercanía con Edward ya era algo a lo que me había acostumbrado, algo que realmente me hacía bien, ya poco y nada podía recordar de mi venganza, poco y nada quedaba de mi obsesión por Jacob, Edward era mi salvador en tantas formas que no tenía idea como podría retribuirle todo lo que hacía por mí, toda la felicidad, tranquilidad y estabilidad que él me regalaba día a día solo con su compañía.

Enserio que era fácil enamorarse de alguien como él, solo que mi corazón aún estaba en proceso de sanación y aunque aún no es él el dueño absoluto de mi corazón con cada paso que da en mi dirección se gana un pedacito más de él.

Alice me obligó a ir a su casa para arreglarnos, Jasper y Edward irían por nosotras cerca de las diez de la noche, por lo que según Alice nosotras debíamos estar arreglándonos desde cerca de las cinco de la tarde, según ella un tiempo razonable para quedar deslumbrantes.

-No puedes ir a bailar así, ¿O acaso crees que vestida como la sirvienta de tu casa vas a seducir a alguien?.

-¡Alice!, no ando vestida como sirvienta y no voy a seducir a nadie, ya tengo novio ¿recuerdas?.

-Exacto, y es por eso que te vas a poner bonita, porque tienes novio y no querrás que ninguna chica lo mire. O peor aún, que él mire a otras chicas.

-Edward no lo haría. – Las palabras las dije sin siquiera pensarlas o planear decirlas, yo estaba segura de eso, yo confiaba en Edward, no sé por qué, pero él tenía mi absoluta confianza.

Alice se quedó mirándome con los ojos abiertos como plato, al parecer no esperaba que mi respuesta fuera tan firme o tan enérgica.

-Lo sé amiga, Edward no es como…

Ella cortó su frase, supe enseguida con quién lo comparaba y un pequeño dolor se dejó sentir en mi pecho, ella estaba en lo cierto, Edward no era como Jacob, nunca lo sería, por que a diferencia de él, Edward si me amaba.

-Como Jacob, lo sé, y no te sientas mal en decirlo, tienes toda la razón.

Alice se apresuró en cambiar de tema obligándome a probarme cada vestido y cada conjunto que estuviera en su armario.

Nada de mi ropa le parecía “adecuado” como para ir a una discoteque.

Me probé unos quince vestidos, cortos, largos, straples, con mangas, con flores y lisos. Finalmente decidió que mis piernas eran muy delgadas como para usar alguno de ellos, por lo que terminé poniéndome un Jean gastado en las rodillas, una blusa azul ajustada a la cintura pero englobada en los hombros, según Alice ese era un detalle muy femenino y el azul sin dudas era mi color. No la dejé ponerme tacones, fue algo en lo que no transé, ella estaría loca si intentara hacer que los usara, ya de por sí con zapatos bajos me caía, por lo que si usara tacones solo aumentaría las probabilidades de que termináramos la noche en la sala de urgencias esperando por mi bota de yeso. Asique no fue tan difícil convencerla de que me dejara llevar mis converse. Que por suerte combinaban con el negro del jean. Como abrigo me pasó su chaqueta de cuero negra con gorro. No me quejé por ella, siempre me había gustado, además se parecía a la que yo tenía, que por cierto ya era hora de cambiarla, estaba bien gastada en los codos.

El maquillaje sí que fue un suplicio, nunca he sido muy fan de usar pinturas en mi rostro, con suerte un par de veces me había puesto mascara en las pestañas y una que otra vez usado brillo labial. Solo en ocasiones que lo ameritaban como matrimonios o fiestas formales. Le rogué porque lo dejara lo más suave posible.

Delineó el borde de mis ojos con un lápiz café, el negro se veía muy cargado. No hubo necesidad de trabajar mucho con mis pestañas, ya que eran curvas y largas, cosa que Alice siempre me había envidiado en voz alta, ella jamás se guardaba algo. Solo le aplicó mascara. En mis parpados puso solo una suave y muy sutil capa de sombra, jugando con un azul y un celeste. Parece que aún la escucho decir “ Tienes que darle luz y sombra a tus ojos, eso si no quieres que los chicos enfoquen su vista solo en tus pechos”. Le encontré razón, no es que tuviera mucho para que los hombres miraran pero de seguro de que lo hicieren me sentiría incomoda. Sabía muy bien lo observadores que se volvían los hombres con un par de copas en la sangre. Y el “escote” de la blusa no me ayudaría mucho que digamos. Por eso es que Alice insistió en resaltar mis ojos.

El peinado no fue tan tedioso ya que mi pelo es bastante dócil, solo un poco de gel y mis ondas tomaron forma, me dejé el pelo un poco desordenado pero según mi amiga –quien daba opiniones aunque no se las pidieras- me daba un toque salvaje y sensual.

Ella no tardo mucho en arreglarse tenía todo lo que usaría sobre la cama cuando llegue, su maquillaje siempre estaba perfecto y como llevaba aún el pelo corto – nunca supe porqué se lo cortó cuando éramos pequeñas, antes lo tenía hermosamente ondulado en las puntas- solo puso un poco de gel en las puntas y listo, Alice quedó radiante en menos de una hora.

Tan puntuales como siempre nuestros novios estuvieron tocando el timbre de la casa de Alice, no sé si habrá sido coincidencia o una maquinación de mi amiga pero Edward venía vestido a tono conmigo, y bueno, no negaré que se veía genial con esa ropa, y más porque cuando abrí la puerta su cara tomó un pequeño tono rosa que dejaba atrás la palidez normal de su piel. Jasper tubo que darle un codazo por las costillas para que reaccionara. Casi se quedó más de cinco minutos sin hablar y parado en la puerta mirándome de pies a cabezas.

Fue gracioso cuando se incorporó por el fuerte golpe que le dio Jasper. Él y Alice se rieron a carcajadas cuando se dieron cuenta que los dos nos habíamos quedado de la misma manera. Deslumbrados el uno por el otro. No me había dado cuenta de que mis mejillas estaban casi o más rosadas que las de Edward.

Finalmente caminamos al auto de Edward, Jasper también venía en su auto por lo que salimos en una especie de caravana en dirección a la discoteque.

La idea de salir esta noche no se me estaba haciendo tan mala después de todo, Edward enserio se veía guapísimo, y bueno, yo estaba segura que con su compañía sería imposible pasarlo mal, tenía el don de hacerme reír, como si supiera exactamente lo que tiene que decir en el momento indicado.

Puse mi mano sobre la suya que tomaba la palanca de cambio del auto y me encantó verlo sonreír ante mi gesto. Y yo le respondí con una sonrisa no tan perfecta como la suya. El contacto de mi piel con la suya siempre me calmaba y ya me estaba poniendo un poco nerviosa, o ansiosa no lo sé, la verdad es que las salidas con Alice siempre me asustaban. Pero supongo que esta vez no tenía por qué ser así. Esta vez tenía a mi príncipe personal para rescatarme de las locuras de mi amiga.

Como ya era su costumbre y un poco la mía Edward bajó del volvo primero y caminó rápidamente hasta mi lado para abrirme la puerta y recibirme con una de sus manos cálidas. Respiré una vez más la esencia de su perfume que había quedado en el aire dentro del auto antes de aceptar su mano y bajar para luego incorporarme a su abrazo.

Todo con él era así. Natural, perfecto y especial.

Quizás Alice tenía razón, yo no tenía por qué estar obsesionada con un tipo del cual nunca recibiría nada más que humillaciones, habiendo otros tan perfectos que están dispuestos a amarme por lo que soy y sin pedirme nada a cambio más que amor. Y Edward sin dudas era el mío.

Alice y Jasper, quien curiosamente también vestía a tono con ella ya nos esperaban en la entrada, caminamos dando pequeños saltitos a modo de juego y meciendo nuestras manos una y otra vez simulando a las parejas felices de las películas –La verdad no estábamos disimulando nada, me sentía feliz como hace mucho no me sentía y por la sonrisa de mi novio afirmaría que él también lo estaba siendo.

Era agradable salir con ellos, además nunca creí que Edward y Jasper se llevaran tan bien, y en eso Alice no tenía nada que ver, La amistad entre ellos se había formado sola. Poco a poco estaba más segura de cuán bien Edward encaja en mi vida.

-Adelante señoritas. – No pude evitar reírme cuando Jasper y Edward hicieron una especie de túnel para que Alice y yo entráramos primero al lugar.

Nada podía ir mal esta noche. Dejé de sentirme nerviosa y solo decidí dejarme llevar por la diversión.

8 comentarios:

diana dijo...

vamos edwardddddddddddddddddd!!!! estoy con vossssssssss

Ada Cullen dijo...

yeah babyyyy siiiiii me gusta que Bella pueda seguisr con su vida... a veces cuesta verdad'pero sue seguimos seguimooooos
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaNalla mia te amooo locamente .. toy molida tu no fuiste a la U JUM !!! jajaja bueno descanzar es bueno ..... pero no faltes mucho a la u ....
te amooo Nalla y pues me encanta placenteroooo..... mack

Beth dijo...

Es que tiene unos amigos que son una joya... y un novio, que vale millones.
No está mal que te tomes un día sabático. Hay que desconectar de ves en cuando, si no puede ser una locura.
Me encanta este fic.
Iba a irme a trabajar pero vi que lo habías subido y dije "luego, cunado vuelva" pero "luego me resulta demasiado tarde, por lo que lo hago ahora y ya daré me daré más prisa.
Besos

Ladyclumy dijo...

Que cai mas estupendo que romantico que Bella se de cuenta que el que vale la pena es Edward y no Jake,y que buenisimos amigos tiene en Alice y Japer .
Besos Lady

Anónimo dijo...

nena cullen:dios quien fuera bella para tener al principe azul de mi vampiro jajajja bueno angy me encanta muchos suspiritos de chocolate para ti preciosas

Anónimo dijo...

nena cullen:dios quien fuera bella para tener al principe azul de mi vampiro jajajja bueno angy me encanta muchos suspiritos de chocolate para ti preciosas

Patricia dijo...

yupi porfin bella se esta enamorando de edward, yo quiero a alguien tan atento como edward

zenni dijo...

Si se puede Bella. Ojala termine enemorandose de Edward, auntie si yo fuera Ella ya estaria a sus pies. Amo a este hombre

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total