miércoles, 5 de mayo de 2010

Capítulo 8: Ayudándola a olvidar

N/A: Chicas!!! ayer me quedé dormida y no subí el capítulo de placenteros por lo que aquí se los dejo, ah! y les aviso que se viene cargado de LEMMON jajajaja por eso me tardé en escribirlo, ah! ya casi termino de editar Returning the favor, en la tarde lo subo. Besos las adoro. Quiero comentarios, no se han portado muy bien ¬¬

Placenteros y Culposos

“Que son más grandes nuestras ganas de luchar”

Edward Pov

Luego de que con mucho esfuerzo dejáramos de reír y ella al fin lograra terminar su comida pedimos la cuenta y nos fuimos de la cafetería.

Nos encaminamos hacia donde estaba mi volvo y desconecté la alarma de este. Bella me miró sorprendida.

-¿Qué?

-No me habías dicho que tenías un auto. Ni tampoco sabía que manejaras.

-¿No te lo había contado?

-No, es que como siempre… Bueno, ya sabes, caminamos….

-Bella, hay muchas cosas de mí que no conoces. Podrías sorprenderte. –Además que no lo habías visto por que estaba en el taller.

-Bueno, supongo que eso lo explica todo.

Me acerqué a la puerta del copiloto y la abrí para ella. Invitándola a entrar con la mano extendida para que ella la tomara de apoyo para subir.

La miré con mi mejor sonrisa cuando Bella aceptó mi invitación. Tomó mi mano y en tono de burla dijo. –“Gracias papá”.

Caminé rápidamente para entrar en el auto y tomar mi lugar en el asiento del conductor. Me resultaba imposible despegar mi mirada de ella, siempre que podía la observaba y ella siempre me sorprendía, ya que ella también me miraba. Eso hacía que en estómago se sintiera un hormigueo intenso. Sólo ella era capaz de causar esa sensación en mí.

-¿Dónde quieres ir?.

-¿Te parece si me sorprendes?. –Le sonreí ante su respuesta, conocía exactamente el lugar al que me gustaría llevarla.

-Ok, dije.

Conocía el lugar perfecto para estar a solas con ella, era mi lugar favorito en todo el mundo, era el lugar a donde mi padre nos llevaba de paseo cuando era pequeño.

Aparqué justo frente al pequeño sendero donde se cortaba el camino y baje para abrirle la puerta ella solo me miraba con un poco de extrañeza al darse cuenta que aquí no había nada, pero eso no era del todo cierto.

Caminamos de la mano todo el camino, fue agradable contestar todas las preguntas que ella tenía para mí, la vi realmente interesada en conocerme un poco más, y es que a pesar de haber compartido muchas veces en grupo nunca habíamos tenido tiempo de hablar un poco más de nosotros.

Le conté sobre mi familia, sobre mis sueños, mis metas, las cosas que me gustaba hacer, mi película favorita, sobre el libro que estaba leyendo y hasta de unas cuantas travesuras que hice de niño. De igual manera Bella compartió detalles de su vida que yo no conocía, fue cuando note que teníamos gustos bastante parecidos, a pesar de tener casi la misma edad que yo ella me sobrepasaba en madurez en varios aspectos.

Me dejé deslumbrar con su sonrisa cada vez que ella me la regalaba, sentir el calor de su piel que irradiaba justo en el contacto de nuestras manos. Todo lo que había sucedido en las últimas horas no eran más que un pasado ya casi olvidado.

Mi objetivo había cambiado, esta vez no sería su premio de consuelo, me esforzaría por convertirme en el hombre que ella amara.

Entramos al prado en donde yo jugaba hace tantos años, el lugar al que venía cada vez que discutía con mi madre, el lugar en el cual siempre podía pensar con tranquilidad sin interrupciones.

-Llegamos –Le avisé.

Ella dio un vistazo por todo el lugar y me sonrió.

-Es precioso este lugar.

-Bueno, te presento mi lugar feliz.

-¿Lugar feliz?.

-Sí aquí es donde me escondo del mundo cuando quiero estar solo.

Ella tomó con fuerza mi mano y me tiró con fuerza hasta que caímos sobre las hierbas.

-Gracias por mostrarme tu lugar feliz.

Me acomodé mejor a su lado y ella se acurrucó contra mi pecho. El olor de su shampoo entró por mi nariz y no pude evitar que mi mano se levantara y se posara en sus cabellos para luego acariciarlos de la manera más delicada que pude. Bella era para mí como un cristal frágil que si no tratas con cuidado puede romperse en cualquier momento.

-Eres muy dulce, Edward.

Dio un enorme suspiro como si se encontrara en extremo relajada.

Por un momento sentí la necesidad de decirle que la amaba, pero me reprimí, por mucho que ahora las cosas estaban mejorando quería que ella tuviera tiempo de conocerme mejor, pero aún más no quería presionarle, y decirle que la amaba en este momento sería incomodarla.

Pero que fácil era sentirse así por ella, que fácil y peligroso era sentirse atraído por esta frágil mujer. No pude resistirme las ganas de besarla y ella no se negó a respondérmelo.

Sentí como su aliento entraba por mi boca y me reglaban aires frescos, era más que el placer de probar esos finos labios, era más que poder sentirla así de cerca de mí, simplemente era ella completa, sus lágrimas, sus risas, sus ojos, su pelo, su aroma, su debilidad y su fortaleza. La amaba entera, cada detalle de ella era la creación más divina que hubiese visto alguna vez.

Ella levantó su mano con cautela y la enlazó en mis cabellos, ejerciendo una leve fuerza en ese movimiento y yo la tomé por la cintura para acercarla aún más a mi cuerpo, la necesita cerca, la sed y el hambre que sentí por su cuerpo en este momento eran más fuertes que cualquier dolor que haya sentido antes, porque para mí era dolorosa la distancia que aún teníamos.

La acerqué tanto como era posible a mí y terminamos tumbándonos en la hierba, besándonos con tantas ganas, con tanta pasión que sentí como un gemido salía por sus labios, como su respiración poco a poco se iba acelerando y como la mía se acompasaba a la suya, la deseo, la amo, la necesito para ser feliz, la necesito como al mismo aire que me da la vida.

Con la yema de sus dedos comenzó a rozar el dorso de mis brazos, subiendo desde la punta de mis dedos hasta llegar a mis hombros, deslizándose lentamente hasta mi cuello, uní mis manos a las suyas, cubriéndolas y sintiendo el leve temblor que se hacía sentir en ella.

Ahora estábamos uno encima del otro, no era como la otra vez, cada momento con ella era siempre diferente.

Sentí como mi entrepierna comenzaba a palpitar, como mi carne la llamaba, como mi mente la deseaba, como el fuego se adueñaba de mi alma y como mis manos comenzaban a recorrer cada espacio de su cuerpo.

El ardor que se hacía presente en mi cuerpo entero, las cosquillas en la panza, el hormigueo en mis extremidades, cada una de esas sensaciones eran frutos de su existencia. Tenerla aquí conmigo se transformaba en más que un capricho incontrolable, estaba embriagado de ella, Bella tenía en mí un esclavo de sus deseos.

Tomé una bocanada de aire en el momento en que sus labios se separaron de los míos para bajar en busca de mi cuello, se acomodó y se amoldó de tal manera a mi cuerpo que fui consiente en el momento en que sintió como en mi parte baja se acrecentaba mi erección. Volvió a gemir y levantó la mirada para encontrarse con mis ojos, la llama se hacía presente en sus orbes, y mordía sutilmente su labio inferior.

¿Cómo habíamos llegado a esto?, no me importó mucho que digamos, si ella lo quería yo se lo concedería sin rencores. Al olvido se había ido el dolor que había sentido, Bella estaba entregándose nuevamente a mí, yo me entregaría a ella las veces que lo pidiera.

La tomé con fuerza de las caderas y la posicioné de tal manera que quedó sentada sobre mi pelvis, y gemí ante el peso que su cuerpo ejercía sobre mi miembro que se encontraba tan duro como una piedra. Ella lo notó y sonrió para luego comenzar a despojarse de su suéter.

-¿Hace un poco de calor aquí no?.- Su voz entrecortada terminó por excitarme aún más de lo que ya lo estaba.

-Bastante. –Susurré como pude y ella tomó la parte baja de mi suéter y comenzó a subirlo, la ayudé inclinándome un poco y levantando los brazos para facilitarle el trabajo. Y la oí reír bajito.

Se inclinó un poco para alcanzar mi cara y con su dedo índice delineó solo rozando el contorno de mis labios, deslizándose tímidamente hasta alcanzarlos con los suyos para volver a sumergirnos en un beso ahora más suave pero no por eso menos intenso.

Poco a poco comenzó a rozar su cuerpo con el mío y pude sentir cómo palpitaba su corazón ya que su pecho se inflaba con cada latido. Me atreví a poner mi mano en el espacio en que su corazón era más perceptible y la tentación por acariciar sus pechos se hiso presente y solo me dejé llevar por ese impulso que tanto anhelaban mis manos.

Sumergí mi mano por entre la tela de su blusa y el contacto de mi mano con su piel desnuda fue sublime, subí por su vientre luego bordeando sus costillas alcancé uno de esos monumentales pechos, marqué el contorno de su pezón con la punta de mis dedos y luego las ganas de deshacerme de esa blusa por completo fueron superiores, no pude detener a mis manos cuando comenzaron a desabrochar su blusa con prisa, luego con urgencia quise despojarla de su corpiño pero ella se me adelantó y utilizando la practica perfecta y la elegancia que solo las mujeres tienen en ese arte separó los broches de su corpiño y lo dejó caer suavemente por sus brazos y su dorso.

Era hermosa, su cuerpo era perfecto, cada curva me incitaba a recorrerla, a besarla y a olerla, quería grabar su olor de excitación en mi memoria.

Pequeñas gotas de sudor se hacían notar entre sus gloriosas protuberancias. Se alejo un momento pero como las otras veces lo hiso para dedicar toda su atención y acción a desvestirme. Y no me incomodó en lo absoluto que sus manos se metieran por debajo de mi camisa haciendo un sutil contacto con la punta de sus dedos en mi piel desnuda. Una vez que mi dorso se encontró desnudo Bella lo miró por un instante para luego dirigir sus manos hasta la pretina de mi pantalón y con éxito encontró los botones que lo mantenían ajustados a mi cuerpo, con agilidad los desabrocho e introdujo sus manos acariciando con elegancia la zona de mi erección, contuve el aire sin razón pero tuve que soltarlo tan pronto cuando ella decidió terminar de bajar mis pantalones y mis bóxers.

-Quiero sentirte en mí. –dijo con la voz débil.

Eso me volvió loco y me deshice bruscamente de sus pantalones y de sus bragas para dejarla totalmente desnuda frente a mis ojos. Nuestras miradas se cruzaron manteniéndose el contacto visual por unos segundos, la tomé y la volteé para tumbarla en el suelo y acomodarme sobre ella. En respuesta ella abrió sus piernas dejando espacio para ponerme entre ellas haciendo que mi erección y su centro húmedo hicieran contacto fácilmente.

Sentí como cada mi miembro atravesaba cada capa de su cavidad mientras ella ejercía presión contra él haciendo que esa simple acción involuntaria –o quizás voluntaria, no lo sé- me produjera un enorme placer, entré con más fuerza en ella una y otra vez.

Bella sabía cómo llevar el ritmo y se habituaba con gracia al mío. Si alzó un unos centímetros para alcanzar mis labios y con habilidad se hiso paso dentro de mi boca, dándome besos cargados de pasión y ternura.

Con sus manos acariciaba ahora mis mejillas acunando mi rostro en ellas mientras que sus labios y su lengua jugueteaban en mi boca.

Una cortina de pelo me impedía verle a los ojos pero no evitaban ver rastros de sus facciones que claramente no eran como las de siempre, eran presa del frenesí de la situación.

-Bella… -A duras penas logré hablar.

-Dime… - Gimió.

-“Te amo”. – No pude resistirlo, mi mente hace rato gritaba esas palabras y ya no pude retenerlas más.

Ella tomó mi mentón y me miró a los ojos.

-“Y yo quiero amarte”. –Susurró.

Esas simples palabras me hicieron perder el control, me hicieron sentir más vivas que nunca las esperanzas, me hicieron querer ayudarla en la batalla, ella lo intentaría, enserio lo haría. Y yo sería su fiel soldado en ella.

La dejé tomar el control. Ahora con mi espalda desnuda sobre la hierba y con ella cabalgando sobre mi pelvis me dejé dominar, ella tenía el control. Comenzó a moverse cada vez más rápido mientras que se sostenía con una mano de mi pecho y con la otra tomaba presa mi otra mano para llevarla directo a uno de sus pechos.

Mis músculos se tensaron y sentí como el suyo hiso lo mismo, los movimientos de ambos se volvieron más urgentes y salvajes.

Un gemido ahogado me avisó el momento en que ella estaba lista para acabar, sus paredes se estrecharon haciendo presión en mi miembro, su cara tenía esa exquisita expresión de placer. Mordió sus labios y los humedeció con su lengua. No había cara, no había cuerpo ni placer más hermoso que el de mi compañera.

Al poco rato terminamos y nos dejamos caer uno al lado del otro mientras que ella se acurrucaba sobre mi pecho aún sudoroso.

Sentí su aroma más cerca que nunca y fue revitalizante.

-Gracias Edward.

-¿Porqué Bella?.

-Por estar conmigo, y por ser tan lindo.

-Si es por eso pues de nada.

La besé por última vez antes de levantarnos y vestirnos, ya era un poco tarde y no era conveniente bajar el sendero a oscuras, Bella con suerte y lograba mantener el equilibrio de día.

La tomé de la mano pero ella se acercó aún más para rodear con sus brazos mi cintura y yo pasé uno de mis brazos por sobre sus hombros.

Todo era perfecto. Porque nuestras ganas de luchas son más fuertes que cualquier recuerdo del pasado.

5 comentarios:

Beth dijo...

Que peazo "momento feliz". Desde luego, este Edward se lo curra, no?
Me encanta, me encanta, me encanta

Neny W Cullen dijo...

Mi querida Angylito!!
No sabes como ame este capi :)
Adoro la idea que Bella quiera enamorarse de Edward...y como la conquista!!!
Mier... me encanta!!! Amo esta historia!
Besos grandes!
Neny

diana dijo...

huy siiisisisisi me encantooooo!!!!!! vamos edward vamos por buen caminoooo sisisi saquemonos de encaima al chucho eseeeee siiiiiiiiiiii

Ladyclumy dijo...

Wow , que lindo capitulo edward siempre tan dispuesto a darle a Bella todo lo que quiere y ella tratando de enamorarse de el simplemente magnifico.

zenni dijo...

Este no me lo mandeste. Esta bueno. Si edward va por buen camino. Cada vez mejor

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Por que es imposible ignorar una sonrisa como esta . . .

Con todo mi amor para mis lectoras.

A mis lectoras:
Si aveces me pierdo por algunos días, si me retraso con las historias o si les he fallado y no he sido responsable con el calendario de publicaciones, no es por que no las quiera, o que no las respete como mis lectoras, lo que pasa es que antes que el blog está mi familia, mis estudios, las personitas que amo y me necesitan.
Pero les juro que cada ratito libre que encuentro en mis días lo dedico a pensar en uds, en tratar de avanzar con mis historias, en de vez en cuando renovar la imagen del blog y en estar presente para cualquiera de uds que me necesite. Si hay algo que les puedo asegurar es que cada una de las Historias que he comenzado en este blog, que sean de mi autoria JAMÁS quedarán sin final. Son mis bebés, y una madre jamás deja a sus hijos. Así sea que me cuesten lágrimas de frustración, bloqueos mentales y una que otra grosería cuando mi cabeza se quede en blanco, les prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para no dejarlas sin el tan esperado final.
Desde ya les digo que las amo, que cada una de uds, las que comentan, las que anónimamente pasan, las que siempre tienen una palabra de apoyo cuando la necesito merecen todo mi respeto, cariño y gratitud. Son las MEJORES lectoras, siempre esperando pacientemente sin quejas. Soy una agradecida de la vida por tenerlas conmigo.
Sin mi Pola y sin Ustedes este sueño de poder escribir no sería realidad.

Presentación del Blog

Hola!!! Mi nombre es Angylito soy de Chile y este es mi hogar, mi pedacito de Cielo en la tierra. En este Blog podrán leer hermosas historias relacionadas con la Saga de Twilight (SM). Porque como ya dije, Esto no termina con el Libro Amanecer, no mientras todas las fans tengamos imaginación para continuar la historia.

Aquí no solo encontrarán Fics o OneShots escritos por mí, ya que cuento con varias historias de otras Autoras que más que eso son mis amigas. Espero que Comenten y que suspiren con cada una de ellas.

Advertencia:
La mayoria de los fics son para mayores de 16 o 18 años, y/o gente con mentalidad abierta por *lemmon... asi que Los fics tienen clasificacion (Raiting) para que los puedas identificar:
M - (Adultos)
T - (Adolescentes)
K - (Para todas las edades)

*Lemmon : Situaciones Sexuales explícitas


Otra sonrisa que no puedes ignorar...

Otra sonrisa que no puedes ignorar...
Mi amado Jackson Rathbone ♥
DISCLAIMER
LA MAYORIA DE LOS NOMBRES Y PERSONAJES LE PERTENECEN A STEPHENIE MEYER
ALGUNOS CUANTOS PERSONAJES LE PERTENECEN A SUS RESPECTIVAS AUTORAS
Y LAS IMAGENES O VIDEOS DE LAS PELICULAS DE LA SAGA DE TWILIGHT SON PROPIEDAD DE SUMMIT ENTERTEINMENT

Chicas LoverSuspiritosCullen Ya tiene Facebook den click aquí para visitarnos.

BIENVENIDAS A MI MUNDO "Este es mi Pedacito de Cielo en la Tierra"

Entradas populares

Páginas vistas en total